Menu

Los niños y el teatro

Los niños y el teatro

El teatro y el juego dramático desarrollan capacidades personales, como la imaginación, la observación, la creatividad y la expresión corporal y oral. Exigen un análisis y una interpretación de la realidad. Y sobre todo, implican comunicación, a partir principalmente de dos formas de expresión: la oral y la corporal.

 

El Teatro ofrece la posibilidad de madurar personalmente mediante la representación simbólica de situaciones de la vida. Pero también puede establecer conexiones muy interesantes entre la vida real y el mundo de la imaginación y de la creación literaria. De esta manera, el niño puede anticipar situaciones que podrían presentarse en cualquier momento y, mediante la improvisación, tantear en un contexto imaginario la resolución de los mismos, lo cual supone grandes ventajas a la hora de afrontar la vida; cuáles son esas ventajas:

Favorece una positiva FORMACIÓN HUMANISTA combatiendo la ignorancia y la mediocridad propiciados por este apabullante siglo XXI. De una forma inmediata y amena, conecta al niño con el mundo de las artes y LE ABRE LA PUERTA A LA SENSIBILIDAD ESTÉTICA, de la reflexión, de la capacidad de emocionarse, reírse, llorar, de comprender diferentes visiones de la vida y del mundo. 

A la vez de que LOS DIVIERTES, va desarrollando en los niños una formación humanista que lo torna en seres más nobles y sensibles. 

El teatro trabaja con la INTERRELACIÓN DE LA ARTES. En él se reúne la literatura, la música, la pintura, la danza, el canto y él mismo.

Es un buen INTERMEDIARIO ENTRE LOS CHICOS Y LA LITERATURA, ya que en este caso, que es una adaptación, invita a recuperar lo visto en escena, a través de la lectura o relectura de la obra adaptada.

La asistencia a los espectáculos y la lectura de obras, son las actividades a partir de las cuáles, SE EJERCITA EL AMOR POR EL TEATRO...

Más en esta categoría: « TENIS El Judo »
volver arriba

or Cancelar