Menu

Golf: ¡HOYO EN UNO!

IGNAURA TEJEDA

REDACTORA

 

El golf ha sido siempre visto como algo “de adultos,” sin embargo, niños y niñas han comenzado a mostrar interés en deporte, por lo que se ha convertido en una disciplina que los niños pueden practicar desde temprana edad.

 

La edad ideal para que los niños inicien en la práctica de este deporte es entre los 6 y 7 años, no obstante, esto puede ariar de acuerdo a la afición de niño. Si sus padres juegan, habrá un interés mayor hacia el mismo, por lo que un niño más interesado puede comenzar clases a más temprana edad, según nos comenta José Ortiz, profesor de Golf del Isabel Villas.

 

El golf es un deporte seguro para los niños, en el sentido de que los riesgos de lesiones son mínimos. Sin embargo, hay ejercicios especiales para los movimientos que se llevan a cabo, específicamente los relaciones con rotación. Antes de los niños comenzar las prácticas realizan estos ejercicios a modo de calentamiento.

 

Para las prácticas, los niños utilizan un equipo de golf especial, más pequeño y liviano, con una contextura ideal para ellos. Para las niñas, se puede utilizar un equipo aun más liviano que el que usan los varones. De acuerdo con José Ortiz, la práctica del golf desarrolla importantes aptitudes en los niños. En primer lugar, al tratarse de un deporte individual, el niño aprende a hacer su propio esfuerzo y saber que lo que logre depende de sí mismo. “Es también un deporte de protocolo” asegura Ortiz, “Requiere de mucha disciplina. Los niños desarrollan la concentración ya que hay momentos durante el juego en que tienen que estar silencio, como cuando van a golpear la bola. Son cosas fundamentales que les sirven no solo para el deporte sino para su formación y su desarrollo en la vida diaria.”

 

Tal como afirma José Ortiz, el golf es un deporte que se fundamenta en la técnica. En el caso de los niños, la técnica la aprenden los niños observando y copiando las posturas que adopta el profesor. Las clases se basan en tres principios fundamentales: agarre, postura y swing; que es lo que permite al niño comenzar a practicar el deporte con la técnica correcta.

 

Según Ortiz, ya luego de 10 lecciones el niño está en condiciones para competir y jugar contra otros niños, aplicando los principios básicos del juego. Más allá de las competencias, la práctica de los deportes en niños desarrolla su interactividad y su capacidad de socialización con otros niños, es por eso que José Ortiz ha desarrollado campamentos de golf para niños, en donde realizan todo tipo de competencias y ejercicios relaciones con el deporte, al igual que comparten con otros niños

de su edad, con igual interés hacia el deporte.

Modificado por última vez enJueves, 14 Marzo 2013 17:38
volver arriba

or Cancelar