Menu

TENIS

TENIS

Si está pensando en el deporte ideal para su hijo, piénselo dos veces antes de descartar el tenis, pues además de ser un deporte muy divertido, es perfecto para ayudarlo a canalizar sus energías y desarrollar una fuerte musculatura.

 

En República Dominicana, los “astros” en el tenis son escasos, por no decir que no existen. Es por eso que muchas veces los padres que buscan inscribir a sus hijos en algún deporte, pasan por alto sus bondades y se deciden por otras prácticas más populares en el país.

 

Sin embargo, el tenis ha demostrado ser uno de los deportes más beneficiosos para la salud, con tan pocos perjuicios que es una de las disciplinas cuya práctica puede prolongarse desde la infancia hasta la tercera edad. Su práctica mejora la resistencia física, y al mismo tiempo aporta fuerza, excelentes reflejos y velocidad. Y para los niños, jugar tenis además de ser divertido y enriquecedor, es muy beneficioso también para su desarrollo psicológico y mental.

El tenis, por ser un deporte que se juega de manera individual, inculca en el niño el sentido de la responsabilidad, pues lo convierte en el único responsable de su fracaso o su éxito, y le enseña que poner excusas después de una derrota no sirve de nada ni en el tenis, ni en la vida, sino que debe disciplinarse para ser mejor y lograr sus objetivos.

También les enseña a competir bajo presión y en situaciones adversas que no puede controlar como el viento, el sol, las velocidad del oponente, etcétera.

En lo referente al desarrollo físico del niño, el tenis es uno de los deportes más completos. Según lo explica Jim Gavin en su libro El hábito del ejercicio, el tenis es superior a otros deportes como el golf, el patinaje o la natación por su contribución con el desarrollo de características personales positivas. Es un ejercicio aeróbico completo que mejora la capacidad cardiovascular y respiratoria, ayuda a quemar grasa, y da mayor energía. Además, fortalece los músculos, el equilibrio y la coordinación general del cuerpo, debido a que es necesario reaccionar rápida y poderosamente, cambiando constantemente de dirección para alcanzar la pelota.

Practicarlo requiere mantener sanos hábitos de nutrición, lo que obliga a los niños a alimentarse bien antes y después de las competencias. También, aumenta la densidad y la fuerza de los huesos, por tanto, previene la osteoporosis y otras enfermedades degenerativas cuyos riesgos aumentan con la edad.

 

El Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM) recomienda practicar este deporte en un lapso de 20 a 40 minutos, unas tres veces por semana para aumentar el contenido mineral de los huesos en niños y adolescentes. En nuestro país, uno de los más reconocidos centros de instrucción del tenis es el Club Naco. Allí, las prácticas para los niños se ofrecen los lunes, miércoles y viernes, a partir de las 3:30 de la tarde, y pueden participar niños desde los 5 años de edad, aunque según explican los instructores, algunos demuestran habilidades para practicarlo y poseen una estructura física adecuada cerca de cumplir los 4 años.

Modificado por última vez enViernes, 11 Octubre 2013 09:00
volver arriba

or Cancelar