Menu

WEB-_Adolescentes.png

Claves para entender por qué beben los adolescentes

Claves para entender por qué beben los adolescentes

El riesgo de que los adolescentes se reúnan para hacer botellón se convierte en la primera preocupación de los padres. Coaching Club, centro pionero en España de terapias grupales, analiza la situación y el aumento de las terapias relacionadas con el preocupante ascenso de las borracheras en niños-adolescentes de entre 12 y 16 años durante las fiestas y vacaciones de Navidad.

En ocasiones, los padres que acuden a Coaching Club se preguntan con perplejidad y angustia por qué beben sus hijos menores de edad, sin encontrar una respuesta precisa y concluyente. «Lo cierto es que las razones para la ingesta alcohólica de los adolescentes no difieren de las que encontraríamos para justificar la misma en los adultos, existiendo una fundamental: no es tanto el placer propio de su sabor y degustación como el derivado de sus efectos».

Verónica Rodríguez Orellana, terapeuta y directora de Coaching Club explica que «los adolescentes ven en el alcohol un billete en primera clase a la desinhibición, a la osadía, a la distensión; en suma a la libertad sin barreras, lo cual constituye toda una fascinante tentación».

 

La diferencia estriba en que los adultos, «aunque no todos», matiza esta experta, «suelen tener la capacidad suficiente para manejar el consumo aplicando una mesura y un autocontrol de los que los menores carecen por completo, ya que en esas tempranas edades uno tiene la sensación de invulnerabilidad, de impunidad y hasta de omnisciencia; en suma, de poder absoluto».

¿Por qué los adultos no logran evitar que los jóvenes se autodestruyan bebiendo? Según Verónica Rodríguez Orellana hay varias respuestas posibles:

• Porque creen que enfrentar de cara y con contundencia la situación estableciendo unas normas claras y rotundas equivale a adoctrinar, por lo que se retraen para no ser tomados y conceptuados como unos «carcas».

• Porque no saben tratar con los menores cuando estos empiezan a hacerse mayorcitos (tal vez porque tampoco encontraron para sí mismos las respuestas que los adolescentes están buscando o quizás porque son tan diferentes a como ellos eran a su edad que la desubicación les impide ponerse en su lugar).

• Porque no suponen un modelo a seguir para sus hijos, toda vez que también ellos se exceden en la bebida, siendo los menores testigos presenciales de tal actuación. Podemos encontrar un paralelismo en la queja generalizada de padres acerca de los escasos hábitos lectores de los hijos cuando estos jamás los verán con un libro en la mano.

¿Qué efecto tiene el alcohol como droga?

Como todas las drogas, el alcohol tiene un efecto diverso y variable sobre la personalidad y no solo sobre el organismo. Hay quien se pone eufórico, hay quien se marea, hay quien siente mucho sueño, hay quien se pone divertido y se acerca a la persona que le gusta; también hay quien, por contra, se pone agresivo y se pelea hasta con los amigos a los que más quiere.

volver arriba

or Cancelar