Menu

WEB-_Adolescentes.png

Ciberbullying. ¿Qué podemos hacer para proteger a los niñ@s del ciberbullying?

El ciberbullying es un tipo de acoso infantil a través de las nuevas tecnologías. Las nuevas tecnologías han revolucionado la manera de comunicarnos y de relacionarnos, y el acoso también se hace eco de estos medios para propagarse.

El ciberbullying o ciberacoso es un tipo de acoso con graves consecuencias, ya que su alcance supera las barreras del tiempo y del espacio. Las consecuencias pueden ser muy graves y por eso es labor de familias y educadores proteger a los niños y niñas del ciberacoso.

Qué es el ciberbullying

El uso generalizado de los teléfonos móviles y nuevas tecnologías, ha dado pie a una forma de acoso escolar, el ciberbullying o acoso a través de las nuevas tecnologías. Es un tipo de acoso similar al acoso escolar tradicional, simplemente varia su modo de acción.

El ciberbullying es un tipo de acoso que se desarrolla con violencia verbal, psicológica y social. Se desarrolla a través de amenazas, burlas, ridiculización, etc. extensión de rumores, aislamiento social, etc.

Este tipo de hostigamiento escolar tiene una peculiaridad que lo hace aún más peligroso y con consecuencias más graves, es un tipo de acoso que sobrepasa límites de tiempo y de espacio:  se mantiene, es un tipo de acoso permanente, que puede verse en cualquier momento, aun pasados los días, meses e incluso años, también puede llegar a muchas personas y lugares. A veces hace posible que las situaciones sean vistas por todos los compañeros y muchas personas.

Tipos de ciberbullying

Algunos ejemplos son:

Hacer circular rumores a través de redes sociales o aplicaciones de mensajerías.

Colgar en internet o compartir en grupos de aplicaciones, fotos o videos comprometidos de la víctima y ayudar a extender las burlas.

Ciberbullying en redes sociales: Dejar comentarios ofensivos, insultos o amenazas en redes sociales, o aplicaciones.

Crear un perfil falso en nombre de la víctima donde escriban confesiones falsas, pidan favores personales, sexuales, etc.

Hacerse pasar por la víctima y escribir mensajes, comentarios en su nombre.

El problema de estos tipos de ciberacoso, es que se mantienen. Cuando la víctima recibe un insulto verbal, al llegar a casa ya no tiene más que el recuerdo de las palabras, aunque duelan. Sin embargo, cuando las palabras llegan a través de un mensaje, foro, un email o red social, se mantiene en el tiempo y puede leer el insulto al llegar a casa o en cualquier otro momento.

 

Qué podemos hacer para prevenir el ciberbullying

Enséñales y ayúdales a ser conscientes de los peligros de las redes sociales, aplicaciones, etc.

Explícales que no deben hacer, ni compartir fotos comprometidas.

Tampoco deben compartir sus contraseñas con nadie.

Ayúdales a tomar conciencia de los peligros de internet y la importancia de denunciar ante las primeras acciones de los acosadores.

Recuérdales que pueden bloquear a gente y evitar recibir mensajes o comentarios.

Enséñales que no deben agregar a gente que no conocen en sus redes sociales.

También es importante que les enseñes a no utilizar las nuevas tecnologías para meterse con los demás, así como denunciar los casos en los que observen que se meten con otros.

Leer más ...

Muchas víctimas de ciberbullying no acuden a sus familiares a por ayuda

El 58% de los padres aseguran que sus hijos saben más que ellos de internet y redes sociales.

El inicio del curso escolar es el mejor momento para conseguir una mayor concienciación ante el acoso, tanto a nivel interno del centro como a través de internet. Según datos ofrecidos por Save the Children, el 7% de estudiantes de entre 12 y 17 años son víctimas de ciberacoso.

Por otro lado, los pocos conocimientos de muchos progenitores en campos informáticos provoca una falta de información acerca de lo que los menores hacen en la red. «Hasta el 71% de padres con hijos de edades que van de 13 a 16 años no tienen formación digital», aseguran desde Intel Security, compañía especializada en seguridad informática.

Pautas para combatir el ciberacoso

 

• Confianza: se debe mejorar la comunicación entre padres e hijos, para fortalecer la relación entre ambos. Con ello se busca que los menores acudan a sus progenitores en el caso de sufrir o presenciar cualquier tipo de ciberataque. En la actualidad, tan solo un 28% de padres aseguran que sus hijos han acudido a ellos con algún problema de acoso escolar.

• Educación digital: los mecanismos de control parental pueden ayudar a prevenir riesgos ante el libre acceso de los pequeños a páginas poco recomendables.

• Escuelas: formación de profesores ante el ciberacoso, para que puedan actuar en los casos que conozcan, todo a través de un protocolo común a todos los centros.

• Protección de datos: mantener las contraseñas privadas, al igual que el acceso a los dispositivos electrónicos puede impedir que posibles ciberacosadores tengan acceso a cuentas personales.

• Riesgo: supervisar lo que pueden y no pueden hacer los niños en la red, además de limitar los datos personales que se pueden encontrar de cada uno en internet.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

or Cancelar