Menu

WEB-_Adolescentes.png

Educar para hacerles ver "la belleza que llevan dentro"

Educar para hacerles ver "la belleza que llevan dentro"

Arancha Felipes, autora de «Moda, personalidad y estilo. Coaching de Imagen e identidad personal» de CEU Ediciones, explica cómo evitar que los hijos no se obsesionen con su imagen.

La falta de autoestima es un mal cada vez más generalizado en nuestro tiempo que incide no sólo en la percepción y el trato que la persona se dispensa a sí misma, sino que también se proyecta en el comportamiento con los demás.

Debemos reflexionar sobre la necesidad que tenemos de conocernos a nosotros mismos, de explorar nuestro fondo interior, con el fin de reflejar el estilo y la elegancia que lleva nuestra aceptación individual y el reconocer que somos únicos por dentro y por fuera. No todos podemos ponernos lo que vemos en los escaparates o en las pasarelas, ni en las revistas de moda.

Debemos oponernos a la imposición de un estándar de belleza por los medios de comunicación, así como al negocio de la delgadez, que hacen que las personas con exceso de peso sean vulnerables a lainsatisfacción con la imagen corporal y lo trasmitan a los otros a través de su manera de vestir y de comportarse.

En este sentido, no conviene olvidar el papel central, como transmisora de valores, que juega la familia. Los padres son los modelos a imitar durante el desarrollo natural del niño, quienes deben educar en este tipo de comportamientos y fomentar en él la asertividad y la autoestima que necesitan desde que son bebés.

Su excesiva preocupación a este respecto, o las «coletillas» que utilizan para describir a una persona descalificándola por su aspecto, inculcan en los hijos formas de conducta que debemos evitar. Cuando exclamamos delante de ellos lo terrible que es haber engordado un kilo, estamos fomentando que ellos nos imiten. Los padres sí son los modelos. Tengan cuidado…

Un buen modelo son unos padres trabajadores, responsables, generosos… Un abuelo que se desvive por sus nietos, un deportista que lleva una vida sana y coherente, un amigo fiel…

El verdadero estilo viene determinado por la coherencia y la personalidad, no solo por una mera cuestión de marcas. Es una realidad que el gasto de la prenda no merece la pena, si no sonreímos ni mostramos la elegancia que llevamos dentro.

 

 

Modificado por última vez enMiércoles, 29 Enero 2014 10:03
volver arriba

or Cancelar