Menu

WEB-Bebe.png

Consejos útiles para padres primerizos

Consejos útiles para padres primerizos

Por 
mp.reyes[@]hoy.com.do 

 

La llegada del primer hijo siempre implica muchos cambios para la pareja, tanto así que ni los libros ni clases previas son suficientes para entender la transformación que se vive. Tener un hijo es un acontecimiento que cambia la vida de la persona.

Estos cambios van desde la parte emocional donde el padre y la madre descubren un amor desconocido, son abordados con miedos, inquietudes y en ocasiones llegan a abrumar a grandes escalas.

Los padres también experimentan cambios en su dinámica de pareja, intereses, grupos o lugares que frecuentan, su planificación financiera y hasta las vacaciones de verano. Se experimenta en muchos casos una sensación de “pérdida de libertad” o “atascamiento profesional”, principalmente en las madres.

Así lo explica la directora de Alas Formación & Apoyo y coach de vida, padres y familia certificada, Claudia Simó.

Debido a las expectativas que genera la llegada del primer bebé, porque los padres no saben si aún están preparados para desempeñar uno de los roles más importantes de la vida del ser humano, la profesional Simó ofrece algunos consejos que ayudarán a que los padres primerizos puedan manejarse.

Recomendaciones. “Asistan juntos a las clases prenatales, citas médicas y lean los libros y artículos relacionados a la llegada del nuevo bebé; antes de la llegada del bebé organice las tareas del hogar y asigne quién hará las funciones que usted como madre hace normalmente. Delegar en esta etapa es importante. No pretendas seguir con la misma carga de trabajo mientras cuidas de un recién nacido”, recomienda.

Además, indica, que es bueno que expresen con libertad y total apertura a sus familiares y allegados las pautas que desean seguir en cuanto a su dinámica familia posterior a la llegada del bebé y soliciten el apoyo en cumplirlas. “Por ejemplo, no visitas en ciertos horarios. Si mamá está lactando al bebé o bañándolo respetar ese momento íntimo y no interrumpir”.

Otro punto de suma importancia es el hecho de cuidar la relación de pareja. “Conversen qué tan abrumador o emocionante les está resultando la experiencia. Si están agotados, asustados o si se sienten inseguros. Validen sus emociones y procuren compartir pequeños momentos a solas”, aconseja la coach.

Un consejo dirigido a mamá: “no le restes responsabilidades a papá. Confía en él y en su capacidad de desarrollar habilidades parentales tan eficientes como las tuyas”.

También recomienda dormir tanto como puedan, debido a que la privación de sueño puede hacer que te vuelvas irritable, más sensible de lo esperado.

“No teman en pedir ayuda a un especialista o a la abuela. Mostrarse vulnerables, cansados, o inseguros no es muestra de debilidad o poco amor filial. Acepta la ayuda de aquellos que desean apoyarte y en los cuales confías, y me gustaría recordarles que “la tarea de ser padres no es un yugo para cargar: es un privilegio para gozar”, asegura Claudia Simó.

Cuidados para el bebé. “Por fin nació tu bebe! Después de nueve meses ya puedes verlo, besarlo, acariciarlo. Cuando llegan a la casa con su bebé recién nacido, los nuevos padres pasan por un proceso de reajuste total… hábitos de sueño, en su horario de comer, en el de bañarse…”, señala Michaela Arriaza, fundadora del portal Babytime, que provee apoyo emocional durante el periodo del puerperio y la lactancia, pero también ofrece clases, charlas y talleres educativos para actuales y futuros padres.

“Los primeros días y semanas los nuevos padres están desvelados, exhaustos, inseguros tratando de aprender un nuevo idioma, bien podrían beneficiarse del acompañamiento de una especialista postparto”, aconseja Arriaza.

La especialista asegura que durante las primeras dos semanas y poco a poco, los nuevo padres van aprendiendo el ritmo de su bebé, incluso hay “apps” o aplicaciones para los teléfonos que llevan la cuenta de cuántos pañales sucios, cuántos mojados, cuánto tiempo ha dormido y de cuál seno comió la última vez y por cuánto tiempo.

“Un bebé recién nacido no necesita mucho, así que no se preocupen si su habitación no está lista… ellos necesitan ser cargados, alimentados y amados, sin miedo a malacostumbrarlos, porque la realidad es que vienen malacostumbrados de fábrica. Es imposible malcriar un bebé recién nacido”, afirma.

Fotografía de: http://www.dreamteambaby.com/

volver arriba

or Cancelar