Menu

WEB-Bebe.png

Bañando a nuestro bebé

POR: DRA. SONIA ROSARIO

PEDIATRA

 

El momento de bañar al bebé debe ser una experiencia agradable tanto para el recién nacido como para la madre que se alegra observando el disfrute de su hijo. El baño ejerce un efecto relajante en el pequeño y el bebé espera la hora del mismo y manifiesta su bienestar cuando se encuentra en él.

Esta actividad debe realizarse en un ambiente adecuado donde no entre corriente de aire que pueda resfriar al bebé. Se debe tener a mano todo lo que se va utilizar: la toalla, el jabón, los isopos, las cremas para el área del pañal y el cuerpo, el pañal desechable, las ropas, etc. De este modo, no tendrá que dejarlo solo y desatendido para buscar algo que debió tener a mano.

El baño del niño recién nacido se inicia 2 ó 3 días después de la caída del cordón umbilical, cuando el ombligo esté seco. Antes de esto, se baña con toallita para no mojar el ombligo y evitar que éste se infecte. Para evitar esto, se debe aplicar alcohol en el área varias veces al día.

El baño es una necesidad diaria, tanto para el recién nacido, como para el lactante, por la cantidad de suciedad que un niño es capaz de generar. Por tanto, necesita de una buena higiene para evitar enfermedades, sobre todo de la piel. Además de que, como ya dijimos, éste ejerce un efecto relajante en los niños.

En cuanto al horario, debe realizarse en la mañana aproximadamente de 10 a 11 cuando la temperatura es más cálida; a veces es necesario darle otro baño al atardecer ya que relaja y favorece el sueño en la noche. El agua que se usará para el baño debe ser hervida o de botellón, no de la llave, y debe estar a temperatura templada, más tibia que fría.

Se recomienda iniciar con el lavado de la cabeza del bebe, evitando que caiga agua en los oídos y secarla inmediatamente.  Luego, continuar con el resto del cuerpo. Se deben usar jabones suaves, no jabones ni lociones perfumadas.

Si el bebé llora cuando lo bañan, se debe observar qué está pasando, puede ser que el agua esté muy fría o que tenga hambre. Es bueno que se utilice una bañera que brinde seguridad y que le permita a la madre manejarlo adecuadamente ya que la inseguridad puede ser también motivo de llanto. 

volver arriba

or Cancelar