Menu

WEB-Bebe.png

Los beneficios de darle un masaje a tu bebé

Los beneficios de darle un masaje a tu bebé

Hay muchas formas de conectar con tu hijo: hablando con él, cantándole, dándole de comer y, por supuesto, abrazándolo. Antes de que los niños empiecen a hablar, uno de los mejores métodos de comunicación con ellos es a través del tacto.

Darle masajes es una de las primeras cosas (y de las más fáciles) que puedes hacer con él y es una manera perfecta de crear lazos.

"Masejear a los bebés ayuda a que se relajen durante el baño y después", explica Lisa Clegg, experta en educación infantil y enfermera de maternidad. "Hay muchos cursos, merece la pena apuntarse: dan consejos y enseñan las mejores técnicas para que los dos os beneficiéis", añade.

Clegg lo recomienda como un momento de relax para ambos y asegura que existen innumerables motivos para probarlo. Por ello, la edición británica del HuffPost ha recopilado los beneficios de dar masajes a tu bebé y varios consejos sobre cómo hacerlo. ¡Prepárate!

Los masajes ayudan a que el bebé concilie el sueño

bebe

Si tienes problemas para conseguir que tu hijo se duerma (igual que muchos otros padres), darle un masaje puede ser la solución. Según un estudio que la Universidad de Warwick realizó en 2006, dar masajes a los bebés de seis meses ayuda a que se duerman mejor, ya que así liberan melatonina. Según otros estudios, los masajes consiguen que los bebés lloren y se estresen menos (los niños que habían recibido un masaje tenían unos niveles más bajos de cortisol, la hormona que produce el estrés, en comparación con los niños que no habían recibido masajes).

Los masajes reducen el estrés de los padres

bebe padre

Los masajes no sólo son beneficiosos para los bebés. Según un estudio que se publicó en 2011 en el Journal of Perinatal Education, los masajes también son buenos para los padres.

A los padres (hombres) les cuesta más crear un vínculo con sus hijos durante los primeros días (especialmente si se les da el pecho y están siempre pegados a su madre), pero los expertos afirman que dar masajes a sus hijos ayuda a formar un estrecho vínculo con ellos. Además, también contribuyen a reducir el estrés de los progenitores.

Entonces, ¿por qué no dejamos que el resto de familiares y personas cercanas (hermanos, canguros, tíos, abuelos…) lo prueben? Con los masajes, el bebé desarrolla vínculos y su bienestar mejora.

Los masajes ayudan a calmar al bebé

bebe masaje

Puede resultar muy frustrante ver que el bebé está llorando a pesar de no estar cansado, no tener hambre, ni gases, ni calor, ni frío ni el pañal sucio… Cogerlo o mecerlo es una técnica muy común, pero según las indicaciones del Sistema de Salud Británico (NHS por sus siglas en inglés), darle un masaje también puede ayudar.

El Sistema de Salud Británico recomienda desnudar al bebé y darle un masaje con delicadeza. Masajea la espalda "con firmeza y a buen ritmo". ¿Cuál es la mejor posición para colocar al bebé? De pie frente a ti o boca abajo en tu regazo.

Hay productos indicados para dar masajes

bebe crema

Según las últimas investigaciones de la Universidad de Manchester, utilizar aceite de oliva o de girasol puede dañar la barrera de la piel que evita la pérdida de agua y la entrada de alérgenos e infecciones y eso puede provocar la aparición de enfermedades relacionadas con la piel.

Como es posible que irrite la piel del bebé, en vez de usar aceite de oliva, se puede emplear un producto emoliente que hidrate y calme la piel del recién nacido. Además, pueden utilizarse desde el primer día, no tienen fragancias y ayudan a rehidratar la piel seca y propensa a tener eccemas. Cuando des un masaje a tu hijo, asegúrate de aplicar la crema emoliente con suavidad en vez de frotar, tal y como explica el Instituto Nacional para la Salud y el Cuidado británico. Si se aplica con pequeños golpecitos, se evitarán las lesiones de piel que sí pueden aparecer al frotar.

Así se hace…

bebe

La organización británica National Childbirth Trust (NCT) coincide en señalar que estos masajes aportan numerosos beneficios: ayudan a que las madres se sientan más seguras con sus hijos, a que los músculos del bebé se relajen gracias a la liberación de oxitocina (beneficioso tanto para el niño como para la madre), etcétera. Pero no servirá de nada darle un masaje cuando tiene hambre, está cansado o cuando tú estás estresado. Lo mejor es intentar convertirlo en una rutina para después del baño.

Encuentra una postura cómoda para el bebé y para ti, asegúrate de que la temperatura ambiente sea adecuada, quítale la ropa y explícale lo que vas a hacer (a ellos les encanta ver cómo les miramos a los ojos y cómo nos comunicamos aunque no entiendan lo que decimos).

Puedes comenzar por las piernas: el NCT recomienda sujetar el tobillo con una mano y deslizar la otra por toda la pierna, desde el muslo hasta el tobillo.

Cuando hayas acabado con las piernas, céntrate en las plantas de los pies. Primero, del talón a los dedos; después, de los dedos al talón y, por último, vuelve a la pierna y masajéala del tobillo al muslo.

Para masajearle el pecho, hazlo desde el centro del pecho hacia el costado. Luego céntrate en la barriga: haz movimientos circulares en sentido de las agujas del reloj. Por último, masajéale la espalda de lado a lado o de arriba a abajo.

volver arriba

or Cancelar