Menu

WEB-Bebe.png

Niños y el insomnio, ¿le puede ocurrir a mi hijo?

Niños y el insomnio, ¿le puede ocurrir a mi hijo?

La Doctora Cynthia Rosario nos cuenta sobre el insomnio, como saber si tu hij@ lo padece y como ayudarl@ .

¿Qué es el insomnio y como puedo saber si mi hijo lo padece?

El insomnio infantil es un trastorno del sueño que se caracteriza por la incapacidad del niño de conciliar el sueño durante 45 minutos o más, al menos 2 veces a la semana, o despierta completamente y no puede conciliar el sueño nuevamente al menos una vez a la semana.

Normalmente se producen una serie de etapas del sueño que van desde el sueño ligero, hasta el sueño profundo, también llamado REM. Estos ciclos varían a medida que el niño va creciendo. 

También las necesidades de sueño varían de acuerdo a la edad del niño. Los recién nacidos suelen dormir de 16 a 18 horas por día, disminuyendo paulatinamente el número de horas a medida que avanza la edad. En general, cerca del 83% de los niños duermen bloques nocturnos de 8-10 horas a partir de los 6 meses de edad. Sin embargo, el hecho de que no lo haga, no quiere decir que padezca de insomnio.

El insomnio puede manifestarse como la incapacidad de conciliar el sueño, o como la incapacidad de mantenerse dormido durante periodos mayores a 6 a 7 horas.

¿ Cómo podemos ayudar a los pequeños cuando padecen insomnio?

Para evitar el desarrollo de los trastornos del sueño, debemos crear hábitos de sueno saludables. Estos incluyen:

  • Establecer horarios de siestas y de sueño nocturno
  • Establecer rutinas que anuncien que se acerca la hora de dormir: cuentos, baños relajantes, juegos suaves, etc.
  • Establecer horas del despertar diurno
  • Ayudar a tu bebe a dormirse solo
  • Evitar el consumo de alimentos estimulantes como la cafeína (bebidas de cola, te), los dulces en exceso, el chocolate.
  • Mantener una dieta saludable
  • Estimular el ejercicio
  • Adecuar la luz y temperatura de la habitación de acuerdo a las necesidades, evitando luces brillantes y temperaturas extremas.
  • Evita la exposición a la luz blanca de monitores y celulares cerca de la hora de ir a la cama. Se ha demostrado que este tipo de luz inhibe la melatonina, hormona importante en la inducción del sueño.

El insomnio en la mayoría de las casos es secundario a unos hábitos de sueno inadecuados, aunque también puede tener su origen en trastorno psicológicos y orgánicos.

¿Por qué puede ocurrirle esto a mi pequeño?

Tanto los cambios en su hábitat regular, de colegio, separaciones, divorcios como situaciones médicas, por ejemplo algunas alergias alimentarias o trastornos de las vías respiratorias, pueden interferir en la conciliación y mantenimiento del sueño.

¿Los miedos o distracciones pueden ser causante de esta situación?

Sí. El terror nocturno puede interferir con el mantenimiento y la conciliación del sueño. Se recomienda evitar exponer el niño a imágenes violentas o atemorizantes, sobre todo cerca de la hora de dormir. También eliminar de su habitación juguetes llamativos, colgantes y móviles que puedan distraerlo al intentar conciliar el sueño.

¿Cómo los padres deben lidiar con el insomnio de sus hijos?

El insomnio infantil es causa de stress para todos en la familia. Si tu hijo no duerme adecuadamente empieza reeducándolo con hábitos saludables del sueño. Si no obtienes una respuesta adecuada luego de 1-2 semanas, acude a tu pediatra para recibir información adicional.

 

Dra. Cynthia M. Rosario

Médico Pediatra

Clínica Independencia Norte

Ave. Sol Poniente #7, Arroyo Hondo, suite 201

Consultorio: 809-732-0866

Celular: 809-264-4717

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Modificado por última vez enViernes, 01 Julio 2016 12:07
volver arriba

or Cancelar