Menu

WEB-Bebe.png

El Sueño del Bebé. ¿Qué hacer para que duerma más y mejor?

El Sueño del Bebé. ¿Qué hacer para que duerma más y mejor?

La llegada de un bebé marca un antes y un después en todos los aspectos de la vida de los padres y el dormir, es uno de ellos.

Para lograr esta armonía es necesario comprender los patrones de sueño del bebé y así establecer una rutina nocturna agradable.

Durante la vida intrauterina el bebé está en un medio que lo protege, lo mece y le da masajes. Al nacer, necesita ese contacto corporal y arrullo que le brinda tranquilidad y seguridad, son estas algunas de las razones del por qué los bebés al ser acunados y masajeados se relajan y logran dormirse más plácidamente.

Puedes comenzar por regular los patrones de sueño de tu bebé y enseñarle buenos hábitos de sueño desde el principio. Sin embargo, ten en cuenta que realmente no puedes hacer nada para controlar los patrones de sueño de un recién nacido, porque durante sus primeros días de vida, dormirá en el momento y en el lugar en que lo desee y se despertará cada vez necesite ser alimentado.

Es conveniente establecer una rutina que propicie el sueño y ayude al bebé a predecir lo que viene y prepararse para dormir. Estas rutinas las iremos adecuando a las necesidades biológicas y al desarrollo evolutivo del niño. El bebé debe dormir siempre en el mismo lugar, tranquilo, silencioso y con poca luz.

Luego de definir el horario para el sueño nocturno, comience por darle sus masajes. Masajear al bebé lo ayudará a relajarse, a liberar la tensión que pueda haber adquirido del medio, además de proporcionarle alivio en caso de padecer de gases, cólicos y estreñimiento, molestias comunes a los primeros meses. Escoja un lugar tranquilo y fresco, empiece frotando sus manos con un poco de aceite vegetal y preguntándole a su hijo si quiere ser tocado, espere su respuesta positiva, podrá darse cuenta de su aprobación observando el brillo de sus ojitos y su respiración calmada, masajee primero sus piernitas continuando por su abdomen, pecho, bracitos y espalda, debe ir introduciendo poco a poco los movimientos para que el bebé los acepte con agrado. Después de haber establecido una rutina de masajes completar con un buen baño y su alimento le garantizará un estupendo estado de bienestar y relajación lo que logrará un sueño feliz, tranquilo y prolongado.

Es importante buscar la orientación de un Instructor Certificado de Masaje Infantil para que estos masajes sean más beneficiosos y efectivos.

Ideas tomadas de:

“El Masaje infantil”,  Vimala Mc Clure.

“El sueño”,  T. Berry Brazelton, M.D.

Liza Soñé

Instructora Certificada de Masaje Infantil

International Association of Infant Massage

www.iaim.net

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(809) 430-2021

Modificado por última vez enViernes, 25 Julio 2014 13:40
volver arriba

or Cancelar