Menu

WEB-Bebe.png

La importancia de medicar adecuadamente a sus hijos

Muchas veces las madres acuden a la consulta del pediatra desesperadas o preocupadas porque su hijo tiene fiebre altá, o esta vomitando, o tiene manifestaciones gripales o simplemente no se siente bien y no quiere comer. En fin, cualquier signo o síntoma que la madre considere puede poner en riesgo la vida de su hijo la hace acudir de inmediato a la consulta. 

 

El médico, por su parte, examina al paciente realizando los estudios y análisis que considere pertinentes, llega a un diagnóstico presuntivo o definitivo. En base a eso, se inicia una terapia que podría ser, dependiendo del caso, un antibiótico, un antiviral, un antiinflamatorio, unas sales de rehidratación oral, un broncodilatador, en fin, el tratamiento indicado para la enfermedad que el paciente presente.

En estos tiempos, medicar adecuadamente a su hijo es un reto para las madres ya que a la mayoría por trabajar fuera de la casa se les hace difícil cumplir correctamente con el horario de la medicación. Muchas veces se saltan dosis o se acomodan éstas a sus horas de sueño o simplemente no quieren despertar al niño cuando le toca la medicación. Esto trae como cosecuencia que el niño no mejore y se empeore el cuadro cada día, a veces se llega al extremo de que los padres y hasta los familiares recomiendan cambiar de médico. En estos casos, el asunto no es el médico, ni el medicamento, es que los padres no le han aplicado correctamente el tratamiento indicado; es decir, no han cumplido con las dosis ni con el horario establecido. 

 

¿Y por qué es tan importante el cumplir con el horario indicado?  

Pues bien, los medicamentos tienen un tiempo de acción para ser efectivos, si no cumplimos con esto, no veremos mejoría en el paciente. Pongamos como ejemplo los antibióticos que son sustancias medicinales seguras que tienen el poder para destruir o detener el crecimiento de organismos infecciosos en el cuerpo. Estos organismos pueden ser bacterias, virus, hongos o protozoos. La prueba de acción de un antibiótico en el laboratorio muestra cuanta exposición a la droga es necesaria para frenar la reproducción o para matar las bacterias. Estos se administran en una serie de cantidades pequeñas, ej: cada 6, 8 ó 24 horas, esto asegura que las bacterias se puedan reducir a un nivel suficiente como para que el cuerpo las pueda repeler.

 

Cuando no se toma el medicamento como lo indicó el médico, es decir en el horario y la cantidad necesaria, el tratamiento no será efectivo, incluso, cuando se toma una cantidad insuficiente del anti- biótico, las bacterias pueden fre- cuentemente desarrollar métodos para protegerse a sí mismas con- tra este medicamento, por lo que el tratamiento resulta ineficaz.

De todo esto se desprende la importancia de medicar adecuadamente, no sólo en el caso de los antibióticos, sino en el de cualquier medicamento que indique el pediatra. Si al día siguiente de indicado el tratamiento todavía persisten los síntomas como las fiebres, pues en el caso de los antibióticos, es a las 48 ó 72 horas cuando se empieza a notar su efecto. Si después de este período continúan las fiebres, se debe llevar de nuevo el niño a su pediatra para reevaluar la situación. 

 

En otros casos se puede pecar por exceso, ej: en el uso de antipiréticos, medicamentos para bajar la fiebre, a veces los padres en su desesperación, pues les asustan mucho las fiebres, les dan sobredosis de estas sustancias. Esto puede producir complicaciones como hipotermia, intoxicaciones, gastritis, daño ocular, retención de líquidos, “rash” cutáneo y hasta necrosis hepática. 

 

Por todo esto les recomendamos a las madres hacer un uso adecuado de los medicamentos en los niños. Siempre deben seguir las prescripciones de su pediatra, tal y como se indica en la receta, para poder llegar a un feliz término del tratamiento: la recuperación de la salud del niño. 

 

 

Por: Dra. Sonia Rosario

Pediatra

 

Centro de Obstetricia y Ginecología

 

Av.Independencia No.451 Esq. José Joaquín Pérez
Teléfono: 809-686-5364   

 

 

 

volver arriba

or Cancelar