Menu

WEB-EMBARAZO.png

Cómo preparar tu cuerpo para el embarazo

Cómo preparar tu cuerpo para el embarazo

El cuerpo de la mujer sufre muchos cambios durante la gestación. Y a veces causan dolores y problemas. Se puede prevenir con ciertos ejercicios y nuevos hábitos.

Durante los nueve meses de gestación, el cuerpo de la mujer se transforma constantemente para poder cubrir las necesidades del bebé que crece en su interior y prepararse para el parto. Eso puede originar posibles lesiones o dolores sobre todo en el último trimestre del embarazo. Es conveniente anticiparse con el fin de poder prevenir esas dolencias, como recomiendan desde el portal iSalud. La clave es incidir en cinco puntos básicos, dicen:

1. Fortalecer el suelo pélvico: Los ejercicios de Kegel (ejercicios de fortalecimiento) ayudan a evitar pérdidas de orina cuando se estornuda o se tosa, además de reducir el dolor pélvico durante el embarazo. Estos ejercicios implican una contracción de los músculos del esfínter en lugar de los de glúteos y muslos. Del mismo modo, fortalecen los músculos pélvicos.

2. Preparar al organismo para el aumento progresivo del vientre: Es recomendable practicar ejercicios que eviten la separación de la musculatura abdominal. De esta manera, a medida que crezca el bebé se conseguirá que los músculos abdominales que van en vertical a lo largo de la tripa no se separen. Así, se impedirá el dolor lumbar, dolor pélvico u otras lesiones.

3. Mantener una respiración correcta: Otro de los consejos clave es respirar de una forma correcta. Esto ayudará a que los músculos del centro y del suelo pélvico se contraigan automáticamente, protegiendo frente a las lesiones.

4. Practicar ejercicio de forma regular: El ejercicio ayudará a reducir la hormona del estrés y fomentará la fortaleza muscular y cardiovascular para llevar el peso extra del bebé. Realizar un ejercicio suave como nadar, caminar, hacer bicicleta, yoga o Pilates, entre otros.

5. Aprender a mantener unos buenos hábitos posturales: Es muy importante mantener unos buenos hábitos posturales para preparar al organismo para el peso extra del embarazo y así reducir las posibilidades de dolor lumbar y pélvico.

Fuente: abc.es 

volver arriba

or Cancelar