Menu

WEB-EMBARAZO.png

Ser madre después de los 35

Ser madre después de los 35

El temor más frecuente a esta edad es tener que enfrentarse a un diagnóstico de esterilidad.

En los tiempos que corren, la tendencia al alza es retrasar la edad para ser madre por diversos factores. La mujer contemporánea busca estabilidad en todos los sentidos antes de quedarse embarazadasobre todo persigue tener cierta estabilidad emocional, económica y laboral. En muchos casos, las mujeres deciden ser madres después de los 35 años, y en la mayoría de los casos estas mujeres sienten miedo o dudas sobre los riesgos de pasar un embarazo en edades avanzadas. Elena Martín, directora médica de la clínica Reprofiv, explica desde su experiencia que el miedos más frecuente de una mujer a esta edad es«tener que enfrentarse a un diagnóstico de esterilidad».

La edad más fértil de una mujer comprende de los 24 a los 35 años. Sin embargo, esto no quiere decir que una mujer que supere dicha edad no pueda tener hijos. «En cierta medida, hasta no hace demasiado tiempo, un embarazo a partir de los 35 era considerado de riesgo. En la actualidad se ha demostrado que con los cuidados y atenciones necesarias, superar esa edad no es sinónimo de riesgo, ni para la madre ni para el bebé», indica Martín. Además, añade, «las molestias típicas del principio del embarazo no se ven agravadas por tener más de 35 años, aunque sí que es cierto que estas mujeres sufren un riesgo mayor de sufrir alguna patología de carácter metabólica durante la gestación».

De hecho, señala la directora de Reporfiv, «los médicos se ven en la obligación de informar alas mujeres que se quedan embarazadas al superar los 35 años, de los riesgos y complicaciones que pueden surgir, aunque hoy en día es fácil controlar estas situaciones con las nuevas tecnologías y controles». En cualquier caso, advierte Martín, «es recomendable que estas mujeres se sometan al diagnóstico preimplantacional o prenatal, prueba que permite descartar posibles alteraciones del feto».

En cuanto a la fertilidad, «es evidente que no es igual de fértil una mujer joven que otra en edad más avanzada», señala la directora de la clínica Reprofiv. «A partir de los 35 años la calidad de los ovarios se reduce notablemente haciendo más difícil un embarazo. También se reducen las posibilidades de que un óvulo fecundado se implante en el útero», indica. Por eso, si después de un año intentándolo no se produce el embarazo, Martín recomienda asistir a una clínica especializada para realizar un diagnóstico de esterilidad. «Afortunadamente, las técnicas de reproducción asistida han incrementado el número de embarazos exitosos en edades superiores a los 35 años».

Fuente: ABC.ES

volver arriba

or Cancelar