Menu

WEB-EMBARAZO.png

Infertilidad en una pareja: en el 30% de los casos el problema es del varón

Infertilidad en una pareja: en el 30% de los casos el problema es del varón

Según estadísticas internacionales, la infertilidad es la incapacidad de una pareja para lograr una concepción después de un año de relaciones sexuales sin protección anticonceptiva. Su incidencia va en aumento con cifras que varían entre el 15% y el 20%. Los datos muestran que la distribución de las causas son de origen masculino en un 30%; femenino otro 30%, ambos miembros de la pareja: 30%. El 10% restante es de causa no aparente. La doctora Victoria Verdú, especialista de la clínica Ginefiv de reproducción asistida, explica distintos aspectos de la fertilidad de los hombres.

¿Hay más infertilidad masculina de la que se cree?

Sí. Tradicionalmente, cuando una pareja no lograba quedarse en estado, la que se hacía las pruebas y se culpada de no lograr un embarazo era la mujer. Actualmente, de las parejas que vienen a conseguir una gestación, en un tercio, el problema es masculino, otro tercio es un problema femenino y otro tercio, de ambos. Los varones, afortunadamente para ellos, tienen 15 años más de vida fértil que las mujeres y se pueden tomar con más calma la paternidad. En nuestra clínica el 50% de los casos que tratamos o es culpa del hombre o es de los dos.

¿Desde que edad tienen los hombres que cuidar su fertilidad?

Los hombres tienen la capacidad de producir espermatozoides durante mucho tiempo, pero los factores ambientales afectan mucho a la calidad del semen. El ejercicio intenso, el tabaco, el sobrepeso... son elementos que hacen que el semen no sea bueno. Afortunadamente para ellos, si recuperan hábitos de vida saludable, esta mala calidad puede ser reversible.

¿Pueden existir factores congénitos para que el semen no sea bueno?

Puede suceder que el varón padezca una criptorquidia, que consiste en el descenso incompleto de uno o ambos testículos a través del canal inguinal hacia el escroto. Si no desciende a tiempo, la temperatura corporal puede afectar a la producción de las células masculinas.

También pueden sufrir un varicocele, que es la dilatación de las venas del cordón espermático que drenan los testículos. Esta afección, que no es congénita, puede afectar a la calidad de los espermatozoides.

¿Llevar el móvil en el bolsillo afecta a fertilidad masculina?

Aún no hay suficientes estudios, pero es verdad que algunos que se han hecho hablan de que las radiaciones que emiten los smartphones pueden provocar alteraciones en los espermatozoides. Es un tema que todavía no se tiene claro al 100%.

¿Cómo se mide la fertilidad masculina?

Lo primero que se hace es un seminograma, que es una prueba diagnóstica que tiene como objetivo evaluar la calidad del semen. Se estudian parámetros como el volumen y PH seminal así como la morfología, movilidad y concentración de espermatozoides.

También se hace el seminograma REM consiste en la separación de los espermatozoides en función de su movilidad. Así, se obtiene una fracción de la muestra concentrada en las células masculinas de mayor movilidad, lo cual informará de la calidad de los recuperados.

Tmbién existe una prueba más sofisticada llamada FISH que se realiza en determinados casos, complementando al seminograma. Gracias al FISH es posible conocer el número de copias de cada cromosoma para comprobar que los espermatozoides tienen una dotación genética normal. Este examen está indicado en casos de fallos de implantación, abortos de repetición, embarazo previo con una cromosomopatía y pacientes sometidos a quimio o radioterapia.

volver arriba

or Cancelar