Menu

WEB-EMBARAZO.png

Cuidado de la piel durante el embarazo

Estar embarazada no tiene que significar perder la forma, firmeza y lozanía de la piel y del cuerpo. Es más, esta nueva etapa provee a la madre un brillo especial y le aporta una belleza única, por ese gran privilegio de acunar una vida que renueva indiscutiblemente la suya, por lo que es aconsejable tomarse el tiempo de mimarse y de lucir hermosa durante y después del embarazo.

 

RELAX PARA LOS PIES

Durante el embarazo, puede que se sienta cansancio en los pies. Un truco casero para aliviar el cansancio y relajar los pies, consiste en llenar un recipiente con agua templada y colocar unos guandules en el interior, y luego presionarlos con los pies. ¡Pruébenlo! Patricia Estévez

PECHO FIRME

Para reafirmar los pechos, mezcle un poco de aguacate, miel y aloe vera (a partes iguales) en un recipiente, se aplica durante media hora y se retira con crema o agua tibia. ¡Funciona! Rocío Méndez

MANCHAS EN LA PIEL

Si por culpa del sol y del embarazo aparecen manchas en la piel, se pueden suavizar con el siguiente truco: Elaborar una mascarilla con medio pepino y unas ramitas de perejil licuados, y se le agregan cinco cucharaditas de aceite de germen de trigo. Introducir toda la mezcla en un bol y aplicar diariamente en las manchas durante 15 minutos. ¡Pruébenlo! Beatriz Peralta

ADIÓS A LAS ESTRÍAS

Para combatir las antiestéticas estrías que aparecen durante el embarazo, existe un remedio casero muy eficaz. Se les retira la cáscara a cinco remolachas moradas, las cortezas a cinco melocotones y se toma el corazón de una zanahoria. Se mezclan los distintos ingredientes y se licuan. La crema que se obtiene se aplica sobre las estrías y ¡desaparecen! Francia Canela

CABELLO RELUCIENTE

Tras el embarazo, muchas veces el pelo se engrasa, se cae y produce picazón. Les ofrezco un truco que, como peluquera; doy fe de que es infalible. Poner en la estufa durante siete minutos agua con un puñado de hojas frescas de menta y una bolsita de manzanilla. Cuando esté fría, rociar el agua obtenida sobre el cuero cabelludo tras el lavado. ¡Tendrán un pelo radiante! Ángela Grullón

CERO ESTRÍAS

Yo aconsejo el Bodymilk de Nivea con aceite de almendras. Es mi tercer embarazo y lo he utilizado desde el primero, echándome en la barriga y senos mañana y noche desde el primer día de embarazo. ¡No tengo ni una estría! Claudia Jáquez

Yo he comprobado que el aceite de almendras dulces es estupendo para la hidratación de la piel, sobre todo para los senos y la barriga. Proporciona una belleza, elasticidad y brillo estupendos. Lo recomiendo. María Martínez

 

YADHIRA PIMENTEL, MADRE SOS

Desde que supe que estaba embarazada, empecé a cuidar las zonas que más se afectan en ese período: panza, caderas y busto. No hay que esperar a que la barriga empiece a crecer, por el contrario, se debe preparar bien para el estiramiento.

Durante el embarazo no hay excesos en cuanto a cuidados se refiere; mientras más nos cuidamos mejores serán los resultados. Usen: aceite de almendra de Dr. Collado y el de Jafra, aceite para la picazón de Palmers Cocoa Butter y su crema especial antiestrías, aceite de rosa Mosqueta.

La hidratación debe ser externa e interna; tomar mucho líquido ayudará bastante. Modo de empleo: En la mañana después del baño y con la piel húmeda, dense masajes circulares, coloquen el aceite para la picazón seguido de la crema antiestrías de Cocoa Butter. Lleven el aceite de almendra siempre en la cartera para que de vez en cuando durante el día lo apliquen con masajes y no dejen espacio para la resequedad en la piel. Por las noches la piel absorbe mucho más que en el día los productos que se apliquen, especialmente durante el sueño, como ocurre con la piel del rostro.

En los primeros cuatro meses, yo repetía la acción de la mañana, y ya cuando la panza iba en franco crecimiento usé el mágico y milagroso aceite de rosa Mosqueta que es vitamina A pura, humedeciendo la piel con agua y luego dándome masajes circulares, este último solo de noche. Como cuidado adicional, durante los dos últimos meses de embarazo usé mascarillas naturales semanalmente para lograr una hidratación intensa. Las preparaba con aguacate maduro con aceite de oliva, miel de abeja con aceite de oliva y el mismo aceite de oliva extra virgen solo.

No sé qué funcionó de todo lo que hice, lo que sí puedo ver es la piel y la textura de mi barriga, mi busto y mis caderas igual que antes de estar embarazada. Ahora me aplico cremas reafirmantes para seguir cuidándola.

volver arriba

or Cancelar