Menu

WEB-EMBARAZO.png

El embarazo paso a paso: Cuarta Semana

El embarazo paso a paso: Cuarta Semana

Es posible que todavía en esta etapa algunas madres no conozcan su estado de embarazo, sin embargo es cuestión de días para que empiecen a notar algunos cambios característicos de su nuevo estado o simplemente lo notaran por la ausencia de su menstruación, que es uno de los principales aspectos a tomar en cuenta para sospechar que se está en cinta.

Concluido el primer mes de embarazo el bebé es apenas una bolita microscópica que se llama "embrión" que tiene dos semanas, y la verdad es que todavía no se parece mucho a un bebé y tiene el tamaño de un granito de pimienta. Sólo es un disco formado por tres capas de células de las que se van a originar posteriormente los diferentes tejidos del cuerpo humano:


La capa más interna (endodermo) formará el aparato respiratorio y digestivo.

La capa media (mesodermo) formará los huesos, la mayoría de los músculos, los cartílagos, los órganos sexuales, los riñones y el sistema circulatorio.

La capa externa (ectodermo) desarrollará la piel, el pelo y el sistema nervioso.


Este disco se pliega pareciéndose a un tubo con dos protuberancias en los extremos, una de las cuales va a ser la cabeza del bebé.
El sistema nervioso central, el corazón, el esqueleto y los músculos están en su estado más temprano de desarrollo. Tú bebe crece un milímetro cada día.

 

Por qué consumir Acido Fólico?

Una de las primeras cosas que el médico recomienda a La futura madre es el ácido fólico, el que tendrá que ingerir diariamente. Tomar ácido fólico parece la receta mágica para tener un bebé sin problemas.
Este ácido es realmente una vitamina del complejo de vitaminas B, está presente en todos los seres humanos y es necesario para la formación de proteínas y hemoglobina. Se encuentra en verduras de hoja verde, legumbres o frutos secos, se almacena en el hígado y no es necesario ingerirlo todos los días, de hecho es muy rara su insuficiencia en los seres humanos.

Sin embargo, generalmente las embarazadas tienen carencia de acido fólico, pese a que lo normal es que haya reservas pueden ser que debido a la una mala alimentación o a algún otro déficit, haya carencia de esta vitamina. No pasa nada en el resto de personas, pero el ácido fólico es necesario para prevenir deformaciones en la placenta, lo que conllevaría un alto riesgo de aborto. Es determinante también para evitar defectos de nacimiento en el tubo neural, esto es, cerebro y en la columna vertebral, sobre todo la espina bífida, un defecto que produce la parálisis en la parte inferior del cuerpo.


Dado que la formación de los órganos del bebé se produce en los tres primeros meses de embarazo, es en este momento cuando más reserva de ácido fólico debe haber para evitar que los órganos se formen con estas carencias y se puedan producir estos defectos. Por eso es habitual que se recomiende la ingesta de suplementos de ácido fólico a las mujeres que están buscando quedarse en estado y en los primeros meses a todas las embarazadas, como una forma de asegurarse de que el feto reciba todo lo que necesita para su correcto desarrollo.

Esto no significa que pierda importancia a lo largo de la gestación, ya que un déficit de esta sustancia puede provocar anemia en el bebé, que sea prematuro o que presente un bajo peso al nacer. A la madre también le afectará esta carencia ya que se incrementan las posibilidades de sufrir preclampsia.
Lo normal es que se tome el ácido fólico sintético, normalmente una cápsula al día, pero es bueno que la mujer incluya en su dieta alimentos ricos en esta vitamina, es una forma de construir una dieta sana y de evitar estar preocupada por esta carencia en el caso de un embarazo inesperado. Las verduras de hoja verde son la mejor fuente de esta sustancia, se recomienda consumirlas sin cocinar ya que entonces pierden hasta la mitad del folato. Espárragos, remolacha, espinaca y lechuga romana, los frijoles, habichuelas y guisantes son las más ricas, sin embargo; La naranja, el tomate, las fresas, el pan blanco y los frutos secos son otra de las fuentes de este ácido vital para las embarazadas.

 

Nota: Consume la cantidad justa de Acido Fólico y asegúrale órganos saludables a tu pequeño. Si aun no estás embarazada, consume los alimentos que lo aportan para que tengas una buena reserva para un futuro embarazo.

 

Modificado por última vez enViernes, 24 Agosto 2012 08:54
volver arriba

or Cancelar