Menu

WEB-EMBARAZO.png

Síntomas de embarazo por simpatía

Síntomas de embarazo por simpatía

 

1.png

El embarazo comienza con la fecundación. Una vez esta tiene lugar, se producen diferentes síntomas en el organismo femenino que advierten sobre los cambios orgánicos que se producen en el cuerpo con el nuevo estado que adopta y que cada mujer experimenta de manera diferente. Como son por ejemplo, náuseas, falta o aumento de apetito, fatiga, acidez, sensibilidad a los olores.  Estreñimiento, deseos frecuentes de orinar, aumento de los senos, etc., pero el indicador principal es la falta de menstruación.

También se producen alteraciones psicológicas, usualmente debidos a la adaptación y la incertidumbre que se experimenta, crece la sensibilidad emocional.

Algunas veces, como consecuencia de estos cambio a nivel orgánico y mental, se altera la relación de pareja debido al incremento de la emotividad.

Por lo general, todos estos cambios son experimentado por las mujeres; sin embargo, hay parejas en las cuales el hombre participa de este cuadro, lo cual ha sido documentado en aproximadamente 1 de cada 4, parejas que tienen una compenetración tan profunda donde los hombres inconscientemente sienten los mismos síntomas que sus esposas. Por lo regular se da en hombres muy cariñosos. 

Algunas investigaciones reflejan que estos síntomas son psicológicos y orgánicos por lo que se habla de un trastorno psicosomático. Muchos hombres desarrollan este síndrome por temor hacia la paternidad. 

Se trata de un síndrome que se llama Síndrome de la Covada, término proveniente del francés “couvade” (incubar).

Los síntomas más frecuentes son: náuseas, mareos, desajustes hormonales, dolores de espalda, calambres, irritación, y hasta antojos a la hora de comer. Y en el plano psicológico, los síntomas son irritabilidad, antojos, sentimientos de celos y ansiedad, estrés por el futuro del bebé y cambios de humor.

En algunos hombres, esto produce ansiedad debido a que no encuentran una explicación racional que les permita entender, pero lo aprenden a manejar una vez reciben una explicación por parte del médico.

Para el hombre que presenta el Síndrome de Covada, es importante tener una muy buena comunicación con su pareja. Hablar de esa espera maravillosa, de los temores que puedan tener hacia la paternidad, de la parte económica, ya que el ser padres cambia totalmente sus vidas. El dialogo debe ser abierto, con profundo respeto hacia los sentimientos que a cada uno les genera la espera, y de ser necesario, deben buscar ayuda profesional tanto medica como psicológica que les permitan aliviar los síntomas. 

Cuando en la pareja los futuros padres comparten todas sus inquietudes sobre el proceso de embarazo, y además, el hombre se involucra en el proceso, asistiendo al médico mes por mes, asistiendo a las clases prenatales, a los cursos de lactancia materna, dando apoyo en los ejercicios físicos de la mujer, esto se convierte en el mejor tratamiento para el síndrome de couvade.

 

 

 

Modificado por última vez enMartes, 14 Julio 2015 09:01
volver arriba

or Cancelar