Menu

WEB-pre-escolar.png

Cómo prepararlos para el regreso a clases

Cómo prepararlos para el regreso a clases

Luego de un verano con horarios flexibles, dormir hasta media mañana sin cargas académicas y mucho juego, regresar al colegio puede resultar retador.

Como padres debemos prepararnos y preparar a nuestros hijos para que el reajuste transcurra sin crisis. Para algunos niños, especialmente los pequeños, regresar el colegio puede resultar angustiante, pues tendrán que separarse de sus padres y abandonar esa rutina flexible para someterse a las nuevas exigencias y retos que representa en nuevo año escolar. Para otros, en el caso de los mayorcitos, es muy alentador pues se reunirán con sus viejos amigos.

Es importante señalar que cada niño y joven es diferente. Su realidad familiar, personalidad, sus fortalezas y debilidades en su dimensión emocional y social serán determinantes en la forma que enfrentan este cambio. Hay niños que manifiestan su ansiedad y rechazo al colegio con cambios muy evidentes: trastornos alimenticios o del sueño, episodios de llanto, niños que ya tienen control de esfínteres pueden tener “accidentes” en su ropa, dolores de cabeza o estómago, onicofacia (comerse las uñas), etc. Si su hijo evidencia algunas de estas situaciones es importante prestarle atención.

El rol de los padres es esencial. Los padres deben transmitir a sus hijos confianza y destacar todo lo positivo de esta nueva experiencia: retomar sus actividades favoritas, reencontrarse con sus amigos. También es importante hablarles de las actividades culturales, artísticas y educativas que tendrán en el año escolar, de las cuales disfrutan (Talent shows, carnaval, olimpíadas, paseos, etc.). La motivación y una buena actitud de los padres crearán un impacto positivo en los hijos.

Involucrar a los chicos en el proceso de preparación es vital, por eso es recomendado que los niños participen en la compra de libros, materiales, uniformes, que ayuden a forrar sus libros y cuadernos, la compra de las meriendas de la 1ra semana y sean acompañados por uno de los padres el primer día de clases.

Para que la nueva experiencia sea satisfactoria, los padres deberán establecer la rutina que seguirán: hablar con sus hijos sobre las nuevas amistades, las responsabilidades que los ayudarán en su crecimiento identificándolas, escuchar cuáles son sus expectativas en relación con su nueva maestra, compañeros y las clases (si se siente emocionado o preocupado y el porqué). También es prudente ayudarlos a crear su nuevo horario en el cual deben colocar los bloques de tiempo que pasarán en el colegio, en las clases extracurriculares, las tareas, tiempo de juego, y muy claramente las horas de despertar, ir a la cama y comer.

Para los niños que entrarán a un colegio nuevo es bueno llevarlos a realizar un recorrido por el plantel, que conozcan a su maestra días previos, hablarles de las ventajas de este colegio y transmitirles mucha seguridad.

Los niños deben entender que los padres y los maestros conforman un equipo que los apoyará para hacer de su año escolar una experiencia educativa y divertida. 

Este artículo llega gracias a 

LOGO_NIDO_HEART.jpg

Modificado por última vez enViernes, 29 Julio 2016 15:44
volver arriba

or Cancelar