Menu

WEB-pre-escolar.png

La alimentación durante los primeros años

La alimentación durante los primeros años

La alimentación del niño es un factor que debe ser tomado en cuenta por los padres, desde la lactancia hasta la incorporación en su grupo familiar. Ésta será beneficiosa para propiciar un estilo de vida saludable, prevenir las enfermedades por deficiencias y excesos nutricionales. 

La nutrición en la primera etapa de la vida es fundamental para satisfacer las necesidades del crecimiento y la maduración de tejidos y órganos. La primera etapa es la de los lactantes, la leche materna contiene todas las vitaminas y los minerales necesarios. La segunda etapa es la preescolar, de los cuatro a seis años y la tercera es la escolar, desde los seis a los once años.

En la etapa preescolar debemos enfocarnos en la educación nutricional, ya que es un período transcendental para la adquisición de buenos hábitos alimenticios, para evitar así consecuencias posteriores durante la etapa escolar. Uno de los consejos es acostumbrarlos cuanto antes a comer todo tipo de alimentos y a degustar diferentes sabores, desde un simple puré de auyama hasta las combinaciones de frutas o ensaladas. 

Los niños observan mucho, por lo tanto, tenga en cuenta que no es lo mismo un pedazo de pollo a la parrilla que un pedazo de pollo con queso encima, esto suena más atractivo para ellos. Otra medida útil es explicarles para qué sirven los alimentos.

Los niños y las niñas en edad escolar necesitan los mismos alimentos que los  de menor edad, pero en mayor cantidad para cubrir sus necesidades energéticas y nutritivas. 

PASOS A TOMAR PARA LOGRAR UNA BUENA ALIMENTACIÓN

LA LECHE materna es la mejor alimentación en los lactantes.

LA ALIMENTACIÓN debe adaptarse a las características individuales, familiares y económicas en todos los casos.

A LA HORA DE introducir alimentos nuevos conviene hacerlo progresivamente y al principio de cada comida, cuando el niño tiene más apetito.

NO EMPLEAR términos como “te ganaste un premio por comerte la comida”, porque conduce a conductas negativas en su alimentación.

TRATAR DE conocer el menú de las escuelas para poder complementar con nutrientes esenciales en el hogar.

ENSEÑARLE AL niño a no comer cantidades excesivas de golosinas. Esto le quitará el apetito a la hora de las comidas principales.

ENSEÑARLE A TENER 3 comidas y 2 meriendas. Preferiblemente elaboradas en la casa.

LA HIGIENE ES fundamental a la hora de alimentar a los niños. Es preferible que todo lo lavemos bien.

LA ADECUADA selección de los diferentes alimentos puede  hacer la diferencia en una buena alimentación.

TENER EN CUENTA que el niño reciba suficiente hierro en sus alimentos.

LOS NIÑOS EN LA etapa preescolar necesitan 500 miligramos de calcio diariamente.

LAS FIBRAS especialmente de las frutas son muy importantes para evitar estreñimiento en el futuro.

NO ALIMENTAR CON mariscos, maníes ni nueces antes de cumplir 2 ó 3 años (tratar de consultar antes con su pediatra).

ALIMENTOS SUGERIDOS

GRUPO DE ALIMENTOS                                                                                                            

Cereales, legumbres y pan     Hidratos de carbono   Energía.  Vitamina B                                                                                         Ayuda a utilizar la energía.

 

Verduras y frutas                                                                                  Vitaminas A y C                                                                                Resistencia a las infecciones.

                                                                                                                Hierro y otros minerales                                                                   Visión nocturna.

                                                                                                                Fibra                                                                                                 Formación de los glóbulos rojos.

                                                                                                                                                                                                                         Mejora la función intestinal.

 

Carnes de todo tipo y huevos                                                              Proteínas                                                                                          Crecimiento y formación de tejidos.

                                                                                                             Hierro                                                                                                 Formación de los glóbulos rojos. 

                                                                                                             Vitamina B                                                                                         Crecimiento.

                                                                                                             Zinc                                                                                                   Resistencia a infecciones.

 

Leches, yogures y quesos                                                              Calcio                                                                                                 Formación y salud de huesos y dientes.

                                                                                                           Proteínas                                                                                            Crecimiento y formación de tejidos.

                                                                                                           Vitamina A                                                                                          Resistencia a las infecciones.

                                                                                                                                                                                                                       Visión nocturna.

 

Grasas y aceites                                                                             Ácidos grasos esenciales                                                                  Energía.

                                                                                                           Vitamina A y E                                                                                    Estructura de las membranas celulares.

                                                                                                           Vitamina D                                                                                          Resistencia a las infecciones.

                                                                                                                                                                                                                       Salud de la piel.

                                                                                                                                                                                                                      Formación de huesos.

 

Azúcar y dulces                                                                                Hidratos de carbono                                                                           Energía. 

 

Estos 5 grupos deben formar parte de las comidas diarias entre los 18 meses y los 3 años.

 

1. VERDURAS

• 1/2 taza de vegetales cocidos

1/2 taza de vegetales crudos cortados

 

2. LÁCTEOS

1 taza de leche

1 vaso de 8 onzas de yogur

30g de queso preferiblemente

 

3. FRUTAS

1 fruta mediana

1/4 melón

3/4 taza de jugo de fruta

1/4 taza de fruta desecada

 

4. CARNES

1 porción: 60 - 90g de carne preferiblemente

magra

 

5. PAN, CEREAL, ARROZ Y PASTA

1 rodaja de pan

1/2 pan de hamburguesa

3 ó 4 galletitas chicas o 2 grandes

1/2 taza de arroz, cereal o pasta cocidos

3/4 taza de cereal tipo copos (30 grs.)

 

En definitiva, los padres no deben perder de vista que el desarrollo saludable de sus hijos está fundamentado en una alimentación balanceada y rica en nutrientes. Por tanto, deben planificarla cuidadosamente y educarlos desde pequeños para que disfruten de sus comidas al tiempo que desarrollan buenos hábitos alimenticios.

 

Dra. Taiana Ubiñas

Medica Nutrióloga.
*Consultorio* 809- 412-7052
Twitter: @consultnutri
*Facebook:* Consultorio de Nutrición

Modificado por última vez enViernes, 01 Julio 2016 11:19
volver arriba

or Cancelar