Menu

WEB-pre-escolar.png

Conjuntivitis infantil

Conjuntivitis infantil

La conjuntivitis es una infección o irritación ocular común y leve. Está causada por gérmenes (conjuntivitis infecciosa) y a menudo aparece cuando se tiene un resfriado o una infección de oídos.

La conjuntivitis es una infección o irritación ocular común y leve. Está causada por gérmenes (conjuntivitis infecciosa) y a menudo aparece cuando se tiene un resfriado o una infección de oídos. También puede ser una irritación causada por alergias, agentes químicos o irritantes ambientales (humo, polvo, etc.)

Síntomas

Puede afectar a uno o a los dos ojos y generalmente dura entre tres y cinco días. Cuando se tiene esta infección, la parte blanca del ojo enrojece y el ojo lagrimea y produce secreciones en abundancia.

Se tiene picor y ardor de ojos, sensibilidad a la luz y algunas veces las secreciones oculares hacen que los párpados se peguen juntos durante la noche. No hay tratamiento para la conjuntivitis vírica; normalmente desaparece después de una semana o un poco más. La conjuntivitis bacteriana produce unas mucosas espesas amarillentas o verdosas.

Forma de contagio

Los niños en edad escolar y preescolar son los que tienen conjuntivitis con más frecuencia. Si la conjuntivitis está causada por gérmenes (conjuntivitis infecciosa), los niños afectados pueden contagiar a las personas que les cuidan o a los otros niños si sus secreciones llegan a los ojos de las personas no infectadas.

Las secreciones de nariz y de garganta que se producen cuando se tiene una infección de las vías respiratorias también pueden causar una conjuntivitis. Los niños normalmente transmiten la infección al frotarse los ojos, al limpiarse las secreciones con las manos y al tocar:

  • Los ojos de otros niños.
  • Las manos de otro niño que, a continuación, se toca sus propios ojos.
  • Un objeto que, inmediatamente después, otro niño toca justo antes de llevarse las manos a los ojos.

La conjuntivitis también se puede transmitir cuando los proveedores de cuidado infantil usan la misma toallita, toalla de papel, pañuelo para limpiar la cara a más de un niño. Los restos de secreciones oculares que quedan en las manos del proveedor de cuidado después de limpiar los ojos de un niño es una forma de transmitir la enfermedad especificada anteriormente.

¿Cómo prevenir la conjuntivitis en mi niño?

La mejor manera de prevenir la conjuntivitis en el niño es manteniendo fuerte su sistema inmunológico; y para lograr esto necesitas darle una alimentación balanceada que mantenga su organismo saludable.

Debes incluir en su dieta alimenticia, el germen de trigo,zanahoriascereales integrales, sardinas, pescados frescos (atún) y yogurt. También el ajo, que suele ser un aliado por su alto contenido antibiótico, y el perejil que es rico en antioxidantes, y una gran cantidad de vitamina A, C y E.

Además, es muy importante la higiene en las manos y, sobre todo, evita que tu niño se frote los ojos y que toque objetos que hayan sido utilizados por una persona con conjuntivitis. También es preferible que tenga una toalla individual, para evitar posibles contagios.

Si tu niño tiende a padecer de conjuntivitis es preferible que no se exponga al agua de la piscina, y si lo hace procura que lleve lentes ajustados para que pueda nadar.

Recuerda que tu niño debe visitar al oftalmólogo con cierta frecuencia (cada dos años) y su primera visita debe ser antes de los 3 años. Si actúas de esta manera, lo más seguro es que puedas detectar posibles complicaciones a tiempo, con lo que ganarás eficacia en el tratamiento.

¿Qué debo hacer si mi niño tiene conjuntivitis?

Tu niño con conjuntivitis necesita una higiene personal meticulosa, que lo ayudará a prevenir una nueva contaminación o la transmisión de las infecciones oculares; por eso, debe lavarse las manos antes y después de haberse tocado los ojos.

Si tu niño tiene conjuntivitis necesita una higiene personal meticulosa, que lo ayudará a prevenir una nueva contaminación o la transmisión de las infecciones oculares.

Por eso, debe lavarse las manos antes y después de haberse tocado los ojos. Asimismo, la ropa de camatoallafundas o cualquier objeto de tela que haya tenido contacto con los ojos de tu niño, debes lavarlo por separado.

Además, evita que tu niño use un parche ocular, a menos que se lo recomiende el médico, ya que podría promover la proliferación de los organismos infecciosos.

Como no siempre se infectan los dos ojos, debes evitar el contacto del ojo sano después de limpiar el ojo con conjuntivitis (en caso que solo haya afectado a un ojo); y cuando coloques la gota o la pomada, evita apoyar el envase del remedio sobre el ojo de tu pequeño.

En el caso de que los dos ojos estén infectados, usa una bolita de algodón para limpiar cada ojo. Comienza la limpieza desde el ángulo interior del ojo y luego hacia afuera.

No olvides, que si tu niño presenta ojos excesivamente rojos y con fuerte dolor, abundante secreción verdosa ocambio en la visión, necesita recibir una atención médica inmediata.

 

Tratamiento para la conjuntivitis infantil

Se debería excluir del centro a los niños que tengan secreciones con pus hasta que sean examinados por un médico y obtengan el permiso médico para volver al centro.

Se debería excluir del centro a los niños que tengan secreciones con pus hasta que sean examinados por un médico y obtengan el permiso médico para volver al centro.

No es necesario mandar a su casa en medio del día a los niños que tengan conjuntivitis, pero se les debería observar y se debería tomar medidas de precaución para evitar el contagio. Informe a los padres de los síntomas observados. Los padres deberían informar al centro de cuidado infantil si el médico decide no poner al niño bajo tratamiento. Los niños con conjuntivitis causada por alergias no necesitan ser excluidos.

Cómo se puede prevenir el contagio

  • Asegúrese que todos los niños y el personal usen buenas prácticas de lavado de manos.
  • Intente evitar que el niño se frote los ojos.
  • Mantenga los ojos del niño limpios y sin secreciones y siempre lávese las manos después de limpiar los ojos  del niño.
  • Use pañuelos y toallas desechables.
  • Enseñe a los niños a lavarse las manos después de limpiarse los ojos.
  • Asegúrese que los objetos que toquen los ojos de los niños (binoculares, cámaras de juguete, etc.) se laven bien con agua y jabón al menos una vez al día.
  • Use las mismas medidas de prevención para evitar el contagio que se utilizan con las enfermedades de vías respiratorias.
volver arriba

or Cancelar