Menu

Fundación Vida Azul

Contemplar el mar en todo su esplendor y disfrutar de un cálido chapuzón en la playa, son actividades que nos deleitan. Por eso, conservar estos preciados espacios de la naturaleza es responsabilidad de todos nosotros y la Fundación Vida Azul nos da más razones para preservarlos con recelo.

Por Yaneris Michel

Siempre que alguien tiene que mencionar uno de los mejores atributos de la República Dominicana, la belleza de sus playas sale a relucir. Sin lugar a dudas el nuestro es un país privilegiado, rodeado de agua cristalina y con un clima que nos permite disfrutar de sus playas todo el año.

Este detalle divino es lo que ha cautivado a la Fundación Vida Azul y lo que le ha dado su razón de ser. La organización sin fines de lucro, presidida por Oscar Oviedo, nació en el 2007 como una iniciativa de un grupo de amigos amantes del buceo, que entre sus aventuras veían con preocupación el deterioro y la contaminación degradante de las costas dominicanas.

Aquellos espacios que tanto disfrutaban necesitaban su intervención y es así como unieron fuerzas para llevar un mensaje de alerta sobre la protección del medio ambiente y los recursos costeros-marinos, mediante programas que impacten a la población.

Su misión contempla generar un cambio significativo en las comunidades costeras, promoviendo modelos económicos que sean sostenibles sin afectar el ecosistema  de estas zonas, y educando a la población en general sobre la importancia de preservarlas, la manera en que su aporte puede hacer la diferencia e inculcando esta cultura de responsabilidad ambiental en las futuras generaciones.

Vida Azul se apoya en el trabajo desinteresado de personas que ofrecen su tiempo como voluntarios en cada uno de los proyectos de la fundación. “Hemos sido apoyados desde el inicio de nuestras acciones y ese apoyo se traduce en que año tras año, superamos nuestras propias expectativas. Los dominicanos somos sensibles con los llamados y acudimos cuando encontramos una acción que representa beneficio en favor de lo que nos interesa”, afirma Patricia Cardona, Directora Ejecutiva de Vida Azul.

Estos voluntarios han contribuido a difundir la voz, provocando que cada año sean más las manos que se suman a esta causa. “En seis años de trabajo continuo a favor de nuestras costas hemos podido movilizar más de 90 mil voluntarios, y la Jornada de Limpieza de Costas ya se convirtió en una tradición en muchas empresas y muchos dominicanos que lo reclaman”, añade Cardona.

IMG 3479

La jornada a la que se refiere Patricia se ha convertido en su actividad más significativa y popular. Es organizada el tercer sábado del mes de septiembre de cada año por la fundación Ocean Conservancy y las ONG’s que la representan a nivel mundial. Miles de voluntarios se unen este día para recoger millones de libras de basura de los ríos, lagos y playas de todo el mundo.

Son muchas las empresas que también se van sumando cada año, apoyando la causa de distintas formas. “Las empresas pueden contribuir apadrinando una costa, ese apadrinamiento contempla la donación de todos los materiales para realizar la acción y el aporte de sus empleados como voluntarios para la ejecución”.

Pero, como dice un famoso dicho popular, “todavía queda mucho por hacer” y los miembros de Vida Azul lo tienen claro. “Queremos que nuestras acciones sean sustentables y con el tiempo se desaparezca esa necesidad primaria que nos dio la vida, en el momento en que la fundación haya logrado que los dominicanos vivamos valorando nuestras riquezas naturales ya habremos cruzado nuestra meta”, comenta Patricia.

“Esto comulga con aquella lección que hemos querido sembrar en la conciencia de los dominicanos, la costa más limpia no es aquella que más se limpia, sino la que menos se ensucia”.

Ayuda permanente

Gracias a la respuesta que ha obtenido Vida Azul de parte de los voluntarios, surge la iniciativa YO SOY EL CAMBIO. “Es una organización que se enfoca en unir a las ONG’s con los voluntarios interesados en colaborar con sus causas, apoyada en una robusta plataforma web”, explica Patricia Cardona. De esta manera todos los interesados en ayudar a diferentes causas, podrán fácilmente donar su tiempo y esfuerzo a la iniciativa con la que más se identifiquen.

Vida Azul en las redes

Facebook: /Fundación Vida Azul

Twitter:@vidaazul

¿Cómo ayudo?

Para contactar a la Fundación Vida Azul u ofrecer su ayuda, puede dirigirse a:

Teléfono: 809-793-9305

Web:www.vidaazul.org

Dirección: C/Max Enrique Ureña, Plaza Tiffany, 1er piso. Ens. Piantini.

Modificado por última vez enMartes, 30 Septiembre 2014 12:19
volver arriba

or Cancelar