Menu

Fundación Ángeles de Cristal

Fundación Ángeles de Cristal

Los niños por naturaleza son más frágiles que los adultos. Esta fragilidad se manifiesta en mayor rango en quienes llaman Ángeles de Cristal. Éste es el nombre de la fundación sin fines de lucro que alberga a los que padecen osteogénesis imperfecta, una condición que de manera silente está labrando un futuro frágil para quienes la padecen.

 

La osteogénesis imperfecta es una deficiencia de colágeno en la formación de los huesos. Este es el que le proporciona la elasticidad a los huesos, por tanto, su ausencia provoca una rigidez ósea que produce una rotura de manera espontánea. Los cuidados y los medicamentos que necesitan quienes la padecen son rigurosos y costosos. La Fundación Ángeles de Cristal realiza una labor altruista con estos pequeños cristales. Procuran proporcionarles los tratamientos y las atenciones médicas que requieren, a través del desarrollo de programas en los que se involucran pediatras, ortopedas, fisiatras, odontólogos, y personas de gran sensibilidad.

 

El doctor Marcelo Puello, ortopeda y miembro activo de la fundación, señala que “realmente esta enfermedad tiene un tratamiento que algunos pueden pagar, pero a la  mayoría se les hace  imposible, por lo que surge la idea de crear una fundación sin fines de lucro que pueda dotar a estos pequeños de una mejor calidad de vida”.

Con amor y responsabilidad, Ángeles de Cristal, educa a los niños y a su entorno sobre su condición especial, a la vez que los ayuda a mejorar con la finalidad de que puedan lograr su independencia social.

De igual manera, tiene como propósito  capacitar a los especialistas en todos los niveles para que puedan identificar la osteogénesis imperfecta, ya que en nuestro país es muy poco lo que se conoce sobre ésta condición, tanto a nivel médico como en la población general.

Personas de buen corazón y deseos  de ayudar se han acercado a la fundación; así como familias, amigos y pacientes se han quedado como colaboradores entregados.

Una de ellas es Isabel Pérez, madre con una maravillosa historia de fortaleza, la que nos cuenta: “cuando llegué por primera vez a Cure, me enteré que habían niños de muy escasos recursos sin medicamentos en ese momento.  Había que traerlos de fuera a un costo de cinco mil quinientos pesos cada ampolla. Sentí en mi corazón que Dios me puso aquí para algo...” “Al conocer la realidad crítica de la situación, procedimos a realizar en conjunto con los médicos y colaboradores, reuniones con los padres de niños con esta condición. Formalizamos la crea ción de Ángeles de Cristal y en menos de un mes ya teníamos un laboratorio que trajera la medicina desde Argentina a un costo menor. Ya todos los niños tienen su tratamiento. Son 18 niños en total, tienen capacidad para más; pero se necesitan recursos.

De su lado, Puello reconoce que hay quienes han sido muy receptivos con ]la fundación y que colaboran desinteresadamente, sin embargo, “nunca es suficiente”. Tienen la intención de seguir dando a conocer esta problemática a través de jornadas en los medios de comunicación y directamente a todas las organizaciones a las que se acercan. Motivamos a sensibilizarse con estos

angelitos de cristal. 

 

Ángeles de Cristal opera en las instalaciones de Cure Internacional. Pueden comunicarse con ellos a los teléfonos 809-682-5022 / 809-465-2309. 

Además, pueden acceder a la página www.angelesdecrystalfound.es.tl

Modificado por última vez enMiércoles, 02 Octubre 2013 08:49
volver arriba

or Cancelar