Menu

Como ayudo a mi hijo para su vocación y elección de carrera

Como ayudo a mi hijo para su vocación y elección de carrera

Claudia_S_texto_5.jpg

La adolescencia como proceso de transición y de autodescubrimiento de pasar de niño a adulto, lleva consigo diversos momentos, dentro de ellos la elección de una carrera universitaria; convirtiéndose esta en la primera decisión adulta que deben de tomar.

La ansiedad, el temor a elegir la carrera errónea, las inseguridades sobre sus capacidades, la incertidumbre sobre el futuro – ¿Me irá bien? ¿Podré desarrollarme? ¿Ganaré suficiente dinero? - les crea una muralla para poder conectarse con su interior y poder elegir aquello en lo que además de estar apto, me apasione, me haga sentir vivo.

Como padres podemos guiar a nuestros hijos para que puedan enlazarse interiormente a lo que son y puedan elegir desde la libertad lo que consideren mejor para su futuro.

Ayúdales a responder la pregunta: ¿Quién soy? Muchas veces nuestros hijos no tienen una visión clara de quienes son, fuera de lo que el exterior le ha dicho que es “Soy mis logros, Soy mi imagen, Soy lo que tengo”. Esto no les ha permitido abrazar totalmente su identidad, y las necesidades de pertenecer a un grupo, de ser aprobados, de jugar un rol irremplazable en su entorno pueden cegarles con lo que realmente ellos portan en su corazón. Pueden hacer el ejercicio con él y pedirle que te escriba cualidades positivas y negativas, características como persona, que lo diferencia del grupo, que actividades hace que lo hace sentir bien, alegre, en paz. Y aprovechar para validarles, para comentarle lo bueno que ves “Admiro de ti tu capacidad de ayudar, como te concentras, admiro tu alegría, tu entrega, lo buen amigo que eres. Admiro tu capacidad de hacer las tareas de matemáticas, como juegas ese deporte”. Recuerda que como papá y mamá tus palabras son milagrosas, afirman y sanan los corazones de tus hijos. Escoge y re-construye su visión.

Conéctalo con sus pasiones. Elegir la carrera también tiene que ver con que tan motivado en general están nuestros jóvenes. Realizar actividades de recreación, como deportes, artes, le van ayudando a adquirir seguridad propia, desarrollarse en otros ámbitos, estimular el cerebro y sus inteligencias múltiples, fomentar su autoestima y autonomía. Estas actividades también ayudan a regular el sistema nervioso central, a manejar el estrés y a mejorar el estado de ánimo. Si estoy conectado con la vida, estoy conectado con mi interior. Conectar estas pasiones con el futuro profesional puede ser un arma poderosa para apropiarse de su futuro.

Saber que es amado por quien es HOY. Nuestra sociedad cada vez más basa las relaciones interpersonales a partir de los intereses individuales, qué pueden lograr a partir de su relación con el otro; se ha olvidado la ingenuidad, las relaciones sanas, de entregarse, de crecer juntos, y esto también es vivenciado por ellos dentro de las aulas. Y aquellos que han vivenciado problemas académicos han escuchado afirmaciones sobre ellos acerca de lo que NO SON CAPACES de hacer, de lo que no logran alcanzar. ¿Cómo se empodera un joven de su futuro si en su presente ha vivenciado fracasos académicos y desaprobaciones con los profesores y compañeros de curso? Hazle saber que su identidad tiene más valor que las notas mensuales, que es importante porque existe, porque es un regalo, porque tiene un propósito, porque es una bendición, porque cambio tu vida, porque te hizo sentir vivo, porque te enseñó a amar sin límites, porque te dió a probar un poco del cielo, porque tu alegría es verlo feliz. Vale porque es persona, porque es único, porque es tuyo.

Ayudarlo a visualizarse en el futuro para saber por dónde quiere irse y así decidir mejor cual área, carrera y universidad escoger. ¿Qué te ves haciendo de aquí a 5 y 10 años? ¿Qué te hace sentir realmente vivo? ¿Qué te atreverías a hacer de gratis? Son preguntas que pueden ayudarle a identificar lo que realmente los mueve y les emociona. Buscar pensum de diferentes universidades le darán la perspectiva en la que cada universidad imparte una carrera específica, comparar por carreras de interés las materias que ofrecen y así poder elegir aquella con la que este más conectada al área de trabajo en que se quiere desempeñar toda su vida. Ocurre que se sienten identificados con diferentes carreras que no se relación, y les frustra a ellos y a nosotros como padres también, porque entendemos que ellos solo se pueden desarrollar en una sola área. Hacerles saber que cada anhelo que tiene en su corazón puede lograrlo de diferentes maneras es nuestro reto. ¿De qué manera podríamos ser una pista que los lance a su mejor vuelo con cortarle sus diferentes alas? Descubrir juntos esta nueva aventura puede ser emocionante. 

No permitas que sus debilidades sean la base de su elección y le nublen la visión. Muchos chicos obvian y evitan una carrera universitaria porque no sienten que sus capacidades están a la altura de ella, se han creído que lo que proyectan sus notas mensuales son el pronóstico de su futuro y aunque no seremos ciegos ante cualquier limitación, permitir que por ellas no elaboremos un camino es enseñarles que en el timón de sus vidas lo manejan los fracasos. Explicarles que hay que poner más empeño, más ayuda y herramientas para fortalecerles será el trampolín para que ellos se sientan más seguros de sí al tomar la decisión. Saber que cuentan con ustedes, con su apoyo, les da una seguridad de que pueden conquistar el mundo aun cuando no se lo expresen. Conviértete en su mejor copiloto, en su fan, en su mayor motivador, hazle saber que todo lo que se proponga puede conseguirlo. Tus palabras de madre, de padre son poderosas, úsalas.

Recordemos que este es el momento de nuestros hijos, esta es SU decisión. Cuidémonos de ver en ellos nuestros sueños no cumplidos o metas hechas realidad. Dejemos que dibujen su propia vida y sus sueños. Aprovechemos como padres reconectarnos con lo que nos apasiona y dar el salto, nunca es tarde para construir aquellos sueños que engavetamos. Es tiempo de despolvar, sanar, acompañar e impulsar, disfrútalo. No temas y se la brújula que lleve al éxito a tus hijos.

En cada etapa nueva que nuestros hijos inician tenemos la oportunidad de restablecer los lazos de cercanía, de sanar su autoimagen, de empoderarlos de lo que son, de recordarles quienes son, de ser zafacón de sus miedos, temores y que puedan quedarse sin ellos y abrazar la vida en toda su totalidad. Incentivar el valor de aprovechar el presente y esta nueva oportunidad de empezar desde cero, sabiendo que la carrera y la universidad no “hace” al profesional, que el talento no lo es todo; que el profesional lo hace la persona, su dedicación, sus relaciones humanas, su actitud frente a la vida, lo que ofrece al mundo por ser único e irrepetible. Y sobre todo que no te iras, que apuestas a ellos y que ya estás listo para iniciar esta conquista que desde ya sabes que está ganada.

Natalia Nín, M.A.

Psicóloga Clínica, Psicoterapeuta Infanto Juvenil & Adultos

Natalia Nín, M.A.                           @Natalia_NinG

Alas Formación y Apoyo     T. 809.385.0308

volver arriba

or Cancelar