Menu

El poder de la risa en los niños. ¿Cómo fomentar la risa en los niños?

El poder de la risa en los niños. ¿Cómo fomentar la risa en los niños?

La risa en los niños no solamente cumplen una función terapéutica o similar a la del juego. Hoy veremos en detalle el poder de la risa en los niños. 

La risa en los niños. La risa de los bebés

En un primer momento los bebés se ríen por imitación. Mientras sus padres los asean o bien cuando se los alimenta. Así adquieren este conocimiento que luego comenzarán a utilizar por sí mismos.

Luego de este primer momento la risa se asocia, en líneas generales, con el placer, la diversión, la felicidad y la unión. Es, por decirlo de algún modo, una terapia o medicina natural para los bebés.

La risa en los niños en los diferentes niveles de intervención

A nivel fisiológico, la risa ayuda a los niños a regular su aparato digestivo e intestinal. Por esta razón puede ser más frecuente que los niños que se ríen más, tienen menos complicaciones o malestares estomacales e intestinales (estreñimiento, diarrea, etc) claro que esto dependerá también de otros factores como alimentación, estado de salud general del bebé, momento día, etc.

Por otra parte los músculos del rostro y del abdomen se relajan al sonreír, por lo que se considera a la risa un inhibidor de las tensiones.

Además la risa fortalece el corazón y mejora el sistema inmunológico.

Tampoco debemos dejar de lado que, al reírnos, la risa libera una sustancia llamada endorfinas, que producen bienestar y placer.

Desde el punto de vista cognitivo, la risa aumenta la creatividad, la memoria y el aprendizaje en general, puesto que el cerebro se encuentra más oxigenado e irrigado.

Desde el punto de vista emocional y social, la risa ayuda a liberar tensiones y es una forma de comunicar las alegrías y felicidad del niño. En pocas palabras la risa funciona como una terapia antiestrés.

Por último no debemos olvidar que la risa es altamente poderosa puesto que es contagiosa. Por tanto un niño que ríe contagia al resto y favorece a que él y el resto liberen tensiones.

Estos beneficios de la risa no sólo se aplican a un bebé o niño pequeño sino que son beneficiosos para los adultos también.

 

¿Cómo fomentar la risa en los niños?

Ríete con ellos. Recuerda que ellos actúan, en un principio, por imitación.

Genera un ambiente de risas sanas donde los niños puedan expresarse corporalmente. Una actuación, baile, títeres, payasos, etc en el hogar pueden fomentar la imaginación y generar un ambiente propicio para la risa del grupo familiar.

Cuenta chistes o anécdotas graciosas. Recuerda que la idea es reírse con los niños de una forma sana y no burlona.

Estimula tu imaginación y la de ellos jugando como si tú también fueras un niño. No hay nada que guste más a los niños que un adulto jugando a la par de ellos.

Mira caricaturas con ellos o películas de comedia infantil.

En resúmen…

Ríete con tu hijo para ayudarle a crecer de una manera saludable y colaborar en la formación de una personalidad amigable y saludable tanto física como psíquicamente hablando. Con esto no sólo se beneficiará tu hijo sino que también tú podrás percibir y recibir los beneficios del poder de la risa.

María Eugenia Daney

volver arriba

or Cancelar