Menu

Educar con el ejemplo – Los 10 fallos más comunes en la educación de los hijos

Educar con el ejemplo – Los 10 fallos más comunes en la educación de los hijos

Educar con el ejemplo

Educar con el ejemplo: Educar a los niños y las niñas, puede ser una tarea compleja. A veces intentamos que cumplan ciertas normas básicas, que se guíen por ciertos valores y principios, pero puede ser complicado.

Los niños y niñas tienden a desobedecer y nos cuesta hacer que comprendan la importancia de comportarse de un modo u otro. A menudo les pedimos ciertas normas, pero nos olvidamos de educar con el ejemplo.

¿Por qué educar con el ejemplo?

A veces tratamos de explicarles e imponerles cosas a los niños y niñas, pero nos olvidamos de algo muy importante, nos olvidamos de educar con el ejemplo.

A través de nuestro ejemplo enseñamos actitudes, valores, principios y modos de comportarse.

Los niños y niñas siguen nuestros pasos, nuestro ejemplo es un recurso muy poderoso para modular su conducta.

Nuestro ejemplo vale más que mil palabras.

El proceso de la imitación: El aprendizaje social

El ejemplo es un poderoso educativo, basado en la teoría del aprendizaje social o vicario de Bandura.

El aprendizaje vicario, es un aprendizaje que se produce por imitación. El ser humano es social por naturaleza, vive en sociedad, interacciona y aprende de los demás. Esto ocurre sobre todo con los niños y niñas.

En la infancia no tenemos un repertorio de conductas definido, sino que lo vamos definiendo poco a poco, en función de nuestras experiencias. ¿Pero de donde salen esas primeras conductas? El niño o la niña es testigo de muchas conductas que realizan los adultos que le rodean. Puede que los adultos no seamos conscientes de ello y puede que los niños y niñas tampoco. Sin embargo, ellos observan constantemente nuestra manera de actuar y tienden a imitar lo que ven.

Los niños y niñas observan, y prestan atención a lo que ven. Es importante saber que aprenden más de lo que ven, que con lo que les decimos. La imitación social es un proceso natural que se produce entre los seres humanos y otras especies. No podemos decirles que no griten, mientras nosotros gritamos, porque ellos de manera inconsciente tenderán a gritar.

Después de observar y prestar atención a la conducta de los adultos, el siguiente paso es la imitación de la misma. Tenderán a reproducir esa conducta en diversas situaciones.

Una vez realizada la imitación de la conducta, según el éxito o fracaso de la misma, según los refuerzos obtenidos, tenderán a generalizarla o no.

Consejos para educar con nuestro ejemplo

Presta atención a lo que haces y dices. No solo delante del niño o niña, sino en todo momento. Si nos acostumbramos a comportarnos de una manera determinada, será más fácil mostrar esa manera delante de los niños y niñas.

Elabora una lista de cosas que quieres que hagan los niños y niñas y comienza por aplicártela a ti mismo. No te agobies con ello, simplemente es un buen momento para mejorar nuestro modo de comportarnos.

Puede que a veces te cueste hacer el cambio, no importa, trata de hacerlo poco a poco. 

Además de educar con el ejemplo debemos de evitar los que consideramos:

Los 10 fallos más comunes al educar a nuestros hijos

Ningún niño viene con un manual que enseñe “cómo ser buenos padres”. Veamos los 10 fallos más comunes al educar a nuestros hijos.

Hacer oídos sordos. A menudos y tras un berrinche o enojo, solemos dar por finalizada una explicación sin permitirles a los niños decir aquello que tienen para decirnos. Intenta calmar tus nervios y déjalos hablar con paciencia. Tus hijos te agradecerán ese respeto que les brindas.

No reconocer las virtudes de los niños. Reconoce sus virtudes. Recuerda que no es bueno enfocarnos solamente en los defectos. Claro que esto te ayudará a que ellos puedan mejorar, pero una palabra de ánimo y una expresión de afecto es algo que todo niño necesita. No lo olvides.

No tener respeto por la personalidad de tu hijo. Anímalo a que exprese su punto de vista y pueda construir un pensamiento crítico hacia las cosas.

Sobreprotección. Es importante reconocer las capacidades que cada niño va adquiriendo según su edad. Esto no sólo favorece y estimula su crecimiento sino que también fortalece su autoestima y autonomía.

Gritos que conducen sólo a más gritos. Esto sólo comunica a nuestros hijos un mensaje erróneo. De esta forma ellos no comprenderán nuestras actitudes y aprenderán a que es más fácil perder el control frente a las situaciones que nos sobrepasan. Evita gritarles. Tómate unos minutos para luego poder hablar con ellos.

Educación igual para todos. Con esto será conveniente hacer una aclaración: Es importante que cada niño pueda recibir el tipo de educación adecuada, es decir si tu hijo tiene alguna dificultad de aprendizaje pasajera, será conveniente que demos pronta solución a eso acudiendo con maestras de apoyo o profesionales que puedan ayudarlo. Si un embargo con educación por igual nos referimos a que a menudo muchos niños tienen tiempos diferentes para asimilar los nuevos aprendizajes (dentro como fuera del aula). Es preciso que tengamos en cuenta esto y les brindemos el tiempo que ellos necesitan para cada cosa.

Hacer todo por ellos. Este es otro grave error. Deja que ellos aprendan lentamente (y cada uno según su edad) a que ellos mismos pueden auto valerse.

Comparar nunca es bueno. Evita las comparaciones entre otros niños o con sus hermanos. Cada niño tiene una fortaleza y debilidad que debemos ayudarles a descubrir.

Límites estrictos. Permite que, de vez en cuando se ensucie o manche algo. No todos los niños pueden tener las mismas exigencias ni necesidades energéticas. Quizás tu hijo necesite ser un poco más travieso. No lo reprimas en demasía.

Falta de comunicación. Evita que se generen malos entendidos. Dialoga periódicamente con tus hijos así como también con los amigos de ellos para que tengas una idea detallada de lo que le sucede en la mente de tus hijos. Esta es la única forma de poder ayudarles.

No son recetas infalibles, pero te ayudarán a no cometer muchos errores en la educación de nuestros hijos. Dinos que opinas, pon un comentario y danos tu opinión. Y sobre todo comenta que otros temas quieres que tratemos.

Muchas gracias por tu colaboración

© 2016 Educar con el ejemplo. Los 10 fallos más comunes en la educación de nuestros hijos

volver arriba

or Cancelar