Menu

Cómo ayudar a los niños a encontrar su vocación

Cómo ayudar a los niños a encontrar su vocación

Motivar a los niños para que desarrollen sus talentos no sólo fortalecerá su autoestima, sino que también les ayudará a descubrir con mayor claridad su vocación.

La vocación es una herramienta para ganarse la vida, pero sobre todo, una actividad placentera. Por ello es vital impulsar a los niños a seguirla y hacer lo que aman: esto no solo les permitirá vivir de su pasión, sino que también los hará felices. 

Los adultos del mañana muestran en su niñez cierta afinidad con algunas tareas y actividades: es responsabilidad de los padres y los docentes estar atentos para interpretar sus inclinaciones y guiarlos por el mejor camino.

Sin duda para los padres es alucinante descubrir los talentos de los hijos y una vez descubiertos, impulsarlos. Lo cierto es que los niños necesitan ser alentados y guiados, lo que a veces requiere de presupuesto extra, pero sobre todo, de la atención de los padres. 

Lo fundamental, es no desanimarlos en la exploración de sus gustos y aspiraciones.
Según los expertos los talentos representan una gran oportunidad de desarrollo para los niños. Sostienen que realizar aquello para lo que entienden son buenos, les produce una gran sensación de bienestar emocional; y en algunas áreas como la música y el deporte es muy importante que tengan la oportunidad de practicarlas tempranamente para alcanzar niveles de excelencia.

De acuerdo con la psicóloga Andrea Concepción, la mejor forma de descubrir cuáles son los talentos de un niño o niña es fijarse en cuáles son sus actividades favoritas. “Una niña que disfruta armando patrones y clasificando objetos, posiblemente tiene un pensamiento lógico matemático desarrollado y seguramente éste será uno de sus talentos. Un niño que disfruta de los juegos de rol más que de otros juegos posiblemente tiene habilidades para la actuación”, dice.

El talento que posea un pequeño no se descubrirá en una tarde, ni mucho menos. Necesitarás muchos días, meses e incluso años de observación, de comprobar sus gustos, de probar cosas nuevas y ver a cuáles responde mejor. 

“Los niños se interesan en cosas de forma espontánea como por ejemplo el dibujo, la pintura, los animales, los insectos o los autos. Es posible que los niños digan un día que quieren ser bombero y otro conductor de fórmula uno y de repente cambien y quieran ser veterinarios. Cualquier niño que explora el mundo quiere descubrir todo lo que pueda, y más cuando no está influenciado por otros factores externos, mostrará de forma natural qué es lo que realmente le gusta y le interesa”, dice Concepción .

Muchas habilidades de los niños se pueden potenciar en la casa. Un niño que manifieste interés por el arte se puede llevar al museo, motivarlo para que pinte, mostrarle distintos materiales, etc. Siempre es bueno explorar también los talleres gratuitos que se ofrecen en la escuela o en otros centros educativos que ofrecen espacios de desarrollo para sus intereses y habilidades.

Concepción comenta que son muchas las señales que los más pequeños dan sobre su vocación. Hay que estar atentos principalmente a aquellas cosas por las que el niño demuestra un interés espontáneo, sin influencias. Esta inclinación natural es uno de los más grandes indicios de lo que podría ser en el mañana.

“Debes prestar gran atención a lo que hace tu pequeño en sus ratos libres, por ejemplo; si le gusta escarbar la tierra, jugar con los amigos, o cantar y bailar, lo importante es identificar qué es lo que le gusta para iniciar con el largo proceso de potencializar su talento. Así las preferencias escolares de tu hijo se ven reflejados en sus materias, puedes preguntarle qué materias son sus favoritas y por qué. Si le gusta la lectura y ama escribir es probable que este naciendo en él un gran escritor.

La experta dice que todas las personas tienen algún talento. “Si un padre encuentra dificultad en encontrar las habilidades y talentos de su hijo o hija, puede hablar con sus profesores u orientadores en la escuela y seguramente podrán darle luces sobre cómo apoyar su desarrollo. Muchas veces, los talentos pueden estar ocultos en conductas repetitivas difíciles de entender para los adultos, y pueden incluso parecer negativas.

En ese caso es recomendable buscar la ayuda de un especialista.
“Es grande la presión que sienten muchos jóvenes al momento de tener que elegir una carrera profesional, sobre todo cuando no tienen claro cuál es su pasión. Por tanto, es esencial que los padres y profesores puedan ayudar a los niños a recorrer su proceso formativo impulsando sus gustos y preferencias en determinados temas y actividades, para que estos puedan llegar al bachillerato teniendo un panorama más claro sobre lo que quieren hacer para su vida”, comenta la experta. l

Saber
Para poder descubrir la vocación de tus hijos es muy importante que les permitas jugar con total libertad para que sean capaces de descubrir el mundo que les rodea de forma espontánea. El juego les permitirá descubrir lo que realmente les gusta y querrán hacerlo una y otra vez, porque se sienten bien ‘jugando’ a eso que tanto les apasiona.

Otras medidas que pueden ayudar 

Existen muchas maneras para poder ayudar a los más jóvenes a hallar su vocación, entre ellas prestar atención a lo que hacen los pequeños, como por ejemplo, ver cómo juegan, cuáles son sus juguetes preferidos, intentar entender cómo se involucran con su grupo de amigos. Es una manera de conocer sus fortalezas y debilidades y su manera de aprender. 

También es bueno alentar la curiosidad. Cuando se trata de encontrar una pasión, para los niños es vital que alguien esté ahí alimentando su curiosidad e invitándolos a vivir nuevas experiencias. 

Para ello es muy útil que realicen actividades nuevas, prueben con unas y con otras y encuentren qué es lo que les gusta. Las actividades extracurriculares son muy importantes . Los deportes, la música o el teatro son buenas actividades para fomentar otras habilidades en los niños y descubrir potenciales talentos.

volver arriba

or Cancelar