Menu

WEB-_Vida_de_padres.png

Saludable vs. Navidad

Saludable vs. Navidad

Es bien sabido que la época navideña nos trae alegría, compartires y un sin número de excesos que se relacionan tanto con grandes compras para la familia y el hogar como con nuestra alimentación. Y es que resulta casi absurdo plantearse el hecho de comer saludable y hacer regímenes para bajar de peso en esta época, pero no lo es y más importante aún, es posible hacerlo.

Cuando hablamos de una alimentación balanceada nos estamos refiriendo a poder consumir todos los alimentos, pero en proporciones adecuadas. Por ello, y sabiendo esto, es perfectamente posible llevar una buena alimentación en navidad. ¿Cómo hacerlo? 

Les ofrecemos algunas recomendaciones fáciles de llevar:

Lo primero es prepararse mentalmente para que no le afecte el hecho de que debe cuidarse y eso no debe amargarle. Como las invitaciones a actividades y cenas estarán a la orden del día, trate de comer algo ligero en su hogar antes de salir, de esa forma no tendrá la necesidad de comer grandes cantidades del menú que tengan servido. 

Aprenda a evaluar la importancia de las actividades y a priorizarlas, de esa forma no tendrá que ir a todas y no se expondrá tanto a los alimentos que le ofrezcan.

Si la mesa está servida con todo el menú de la actividad, prefiera algunos alimentos por otros, ejemplo: si tiene que elegir entre cerdo y pavo, inclínese por el pavo, si tiene ensalada hervida y/o verde prefiéralas por encima de la papas o de pastas.

Si usted es quien cocinará los alimentos, cuídese del picoteo, una forma efectiva de evitar eso, es que antes de empezar se coma alguna fruta o picaderita ligera para que la tentación sea menor.

El hecho de que estemos en navidad no significa que cierren los gimnasios ni que cierren las calles donde antes se ejercitaba, o sea, no debemos dejar nuestra actividad física, el cuerpo no está de vacaciones y es muy importante que así como sabe que va a comer, también haga ejercicios para ir bajando esas calorías de más.

No se salte las comidas, ni las meriendas, ya que eso amortiguará su apetito y si tiene esa cena importante a la cual asistir, no tendrá un hambre voraz y podrá controlarse un poquito.

Trate de controlar el consumo de bebidas alcohólicassi tiene 3 actividades en la semana, evalúe en cuáles quisieras tomarse esa copa de vino y en las otras prefiera agua o algún jugo natural, la idea es reunirse a compartir y puede hacerlo cuidándose.

Recuerde que la Navidad se concentra en varias semanas por lo cual no debe comer de más todos los días, hacer excepciones en los días festivos y en los no festivos, volver a una alimentación variada y equilibrada.

Con estas recomendaciones podrá lograr mantener su peso actual y no ganar libritas de más, las cuales nos duelen tanto porque luego de grandes sacrificios durante el año, no es justo que las volvamos a ganar en unos cuantos días. La Navidad es un tiempo maravilloso para compartir con la familia y los amigos y no debemos aislarnos por temor a las tentaciones de comer, debemos ser más fuertes que todo eso e imponernos ante los alimentos, porque ellos no deben regir nuestras actividades.

¡Siendo salud, somos vida! Feliz Navidad. 

 

 

Modificado por última vez enMartes, 16 Diciembre 2014 07:28
volver arriba

or Cancelar