Menu

WEB-_Vida_de_padres.png

Soy mujer y soy exitosa

Al definir a la mujer de manera inmediata se suele pensar en el lápiz labial, vestidos, maquillaje, tacones y niños/as; al diferenciar sexualmente a la mujer del hombre, se debe hablar de los genitales y órganos reproductores como son la vulva, útero, ovarios, trompas de Falopio, entre otros.

La feminidad sin embargo, corresponde a la construcción de género, es decir, son las características que la sociedad le coloca a la hembra de la especie humana.  La feminidad se define como un conjunto de características físicas, psíquicas o morales que se consideran propias de la mujer o de lo femenino, en oposición a lo masculino,

En la antigüedad el concepto de feminidad se asociaba a la capacidad de ser una mujer pulcra, ordenada, delicada, sensible, tierna y con actitudes marentales y hogareñas.  En la actualidad esta visión se ha complicado, pues no solo se le exige a la mujer las características y roles antes descritos; también se le exige ser profesional o tener un oficio remunerado económicamente.  Tener además cuerpos perfectos, continuar con sus estudios, ser independientes y más.

Creando una especie de leyenda urbana, donde la mujer se convierte en una “heroína” donde salva a todos y a todo, una mujer actualmente solo es considerada como “maravillosa” cuando continua cumpliendo los roles tradicionales, como es casarse, tener hijos y ocuparse de que su casa este ordenada y limpia. Pero también debe cumplir con las expectativas del mundo de hoy, ser ejecutiva, empresaria, una especie de “femme fatale”,  cumplir con los cánones de belleza de hoy y todas las esperanzas de la familia de origen sobre ser sobresaliente en todas las áreas de la vida.

Esto provoca mujeres cansadas, drenadas y con un cansancio eterno. Sobregiradas en las cargas de su vida. Viviendo con dolor. En ocasiones llegan a experimentar culpa por no querer cumplir dichas expectativas. 

Pero qué  pasa cuando a una mujer no le interesa cumplir con esos roles, ejemplo si no desea casarse y mucho menos tener hijos, la misma será cuestionada y en muchas ocasiones discriminada. Juzgada y alejada inclusive de la familia de origen. Para las sociedades machistas es imperdonable y no entendible porque una mujer no desea contraer matrimonio y tener hijos. Son consideradas como lesbianas. Esto es falso, es un mito pensar que todas las mujeres desean ser madres o esposas.

Por otro lado, ciertas corrientes del feminismo cuestionan a la mujer que desea ser madre y esposa y que no le interesa trabajar fuera del hogar, no solo la cuestiona, en ocasiones la sataniza y las llama “obstructoras de la evolución de la mujer”, pero no esto al final un acto de discriminación. Pues la elección de esta decisión cuando se hace desde la conciencia también es un acto de libertad.

La definición de éxito debe ser considerada desde la visión individual de la mujer.  Sin importar la decisión que se tome, la misma debe ser tomada desde la libertad nunca desde la necesidad de aceptación, el miedo, la vergüenza  o culpa.  Sentirnos orgullosas de quienes somos es el mayor acto de amor propio.

Heidy Camilo H. M.A

Terapeuta sexual y de pareja

Centro Vida y Familia Ana Simó

Imagen tomada de: www.lasverdadesdemiguel.net

Leer más ...

Mamitis aguda. ¿Qué es la “mamitis aguda” y qué hacer ante ella?

La mamitis aguda es un estado por el que atraviesan muchos niños pequeños, niños enmadrados. Ese estado expresa una inseguridad pasajera por parte del niño en el que sólo se siente seguro en los brazos de su madre.

Es cierto que el lazo de madre e hijo comienza incluso antes de nacer, no resulta extraño pensar que ante una situación de peligro o inseguridad, el niño desee acudir a los brazos de su mamá para pedir ayuda ayuda y protección.

El problema de la “mamitis aguda” se produce cuando el niño ya ha comenzado a ser relativamente autónomo e independiente pero, por alguna razón, tiene un retroceso o regresión en su evolución.

Por ejemplo. Un niño 3 años puede sentirse a gusto jugando con sus compañeros en la escuela, sin embargo, en una etapa de mamitis aguda esto queda desplazado, ningun lugar parece ser seguro para el niño. Por tanto él no disfruta de la compañía de nadie que no sea su madre.

Sintomas de mamitis ¿Cuándo aparece la mamitis aguda?

La mamitis aguda puede aparecer después de los 21 meses de vida y hasta puede reaparecer entre esta edad y los 4 años de edad.

Síntomas de mamitis aguda:

Los niños sólo desean estar con su mamá en todo momento

Sólo dicen “mami, mamita o mamá” 

No se calman con nadie más que no sea su madre, tiene una gran dependencia de la madre

Solo juegan con su mamá 

No desean que la madre haga otra cosa más que abrazarlos, mirarlos y jugar con ellos

¿Por qué se produce la mamitis aguda?

Dado que es un fenómeno bastante común, las causas de la mamitis pueden ser muy variadas. No obstante en líneas generales un niño puede tener mamitis aguda cuando:

Se siente desplazado por la llegada de un nuevo hermanito

Su mamá ha comenzado a trabajar luego de un período de tiempo y ya no es posible verla a toda hora

Una mudanza que pueda hacer sentir vulnerable al niño

Unas vacaciones extensas al cuidado de los abuelos

Comenzar a ir a escuela infantil

¿Cómo superar la mamitis aguda?

Comenzar a jugar con juegos creativos

Comenzar a jugar con nuestros hijos a juegos que sean entretenidos para ellos y donde ellos puedan crear e inventar.

Poco a poco estos juegos irán ganando terreno en su atención en relación a la atención de las madres. En estos momentos las madres deben distanciarse un poco (a un metro de distancia) pero no alejarse por completo de la escena. De este modo ellos se sentirán con la seguridad de que su mamá está ahí presente.

Con el paso de los días, esta situación puede irse modificando paulatinamente y la mamá puede comenzar a alejarse aún más, dejando espacio para que el niño y otros compañeros de juegos (hermanos o amigos) jueguen entre ellos.

Posteriormente resulta de mucha utilidad que tanto el padre como los abuelos y tíos comiencen a intervenir en los juegos. Esto debe hacerse muy pausadamente para evitar que el niño vuelva a tener sentimientos de inseguridad.

Eleva su autoestima

Dado que el sentimiento de inseguridad está asociado a un miedo y pérdida, es importante generar un ambiente seguro y sin peligros para el niño. Por otra parte los elogios hacia ellos (por ejemplo: “Tú puedes construir este juego. Sé que puedes. Yo te ayudaré pero lo harás tú”, puede ser un gran incentivo que trabaja reforzando su personalidad comprometida por la misma etapa de niño apegado a la madre

Y sobre todo ten paciencia

Aunque toda madre se sentirá agotada y exhausta, es importante no perder la calma, ser paciente y perseverante par que los niños puedan ir, poco a poco, superando esta etapa.

María Eugenia Daney

Leer más ...

Cómo prevenir las varices en el embarazo

  • Publicado en Salud

Se estima que más del 30% de las mujeres desarrollarán insuficiencia venosa durante el primer embarazo.

El riesgo de desarrollo de enfermedad venosa (EVC) e insuficiencia venosa crónicas (IVC) en el embarazo se incrementa notablemente hasta un 500%, según asegura la doctora María Rubia, especialista en flebología de Clínicas Cabrera. De esta forma, se estima que más del 30% de las mujeres desarrollarán insuficiencia venosa durante el primer embarazo.

En concreto, el aumento de la presión abdominal y el aumento en los niveles circulantes de progesterona (una hormona) son dos factores muy importantes subyacentes al desarrollo de las varices en el embarazo, aunque esta especialista asegura que también hay otras causas importantes:

—El aumento de la presión abdominal dificulta el retorno venoso de las extremidades inferiores debido al aumento de tamaño del útero. Este factor es especialmente relevante en el último trimestre cuando el aumento de tamaño del útero comprime las grandes venas a nivel abdominal, en especial la vena cava. El aumento de la presión abdominal produce también una compresión de las venas pélvicas que lleva a su dilatación prolongada y dificultad en el retorno venoso de las mismas y de las venas procedentes de las extremidades inferiores. El aumento en el volumen de sangre que se produce en el embarazo dificulta aún más la circulación venosa.

 

—Por otro lado, el aumento de tamaño y la ganancia de peso de la madredificultan la actividad física en este periodo donde se favorece el reposo y la vida sedentaria.

—Finalmente está el aumento de los niveles circulantes de progestágenos (progesterona). Este factor es especialmente importante durante el primer trimestre de embarazo. La progesterona actúa como vasodilatador de las paredes de las venas mientras que los estrógenos producen un aumento del flujo de sangre a las extremidades inferiores.

—Otra hipótesis plausible que explicaría la formación de varices en el embarazo sería la debilidad de las paredes de las venas que se aceleraría por el aumento de los niveles de estrógenos y progesterona. La predisposición genética (o familiar, factor hereditario) de debilidad en las paredes de las venas facilita la dilatación progresiva de éstas con el consecuente fallo de las válvulas venosas que serían incapaces de cerrar completamente permitiendo el flujo retrógrado de sangre.

Además de estos factores, la preexistencia de disfunción de las válvulas venosas puede contribuir a una mayor dificultad de retorno venoso y a empeorar el cuadro de varices.

También se ha demostrado que la sintomatología empeora con embarazos sucesivos. En un estudio se vio que las venas varicosas se desarrollaban tras el embarazo en el 40,5% de mujeres pero un alto número de ellas (38,2%) destacaban también la llegada de la menopausia como factor causal inicial.

Llegada de la menopausia

Estos hechos junto con las evidencias comentadas en párrafos anteriores llevan a sugerir que las varices son más comunes en mujeres (y sobre todo en edad avanzada). Además, parece que el riesgo es también mayor en mujeres multíparas en comparación con mujeres que sólo han tenido un embarazo y que un 28% de mujeres asintomáticas para varices antes de su embarazo las desarrollaron durante la gestación.

«Lo que no está del todo claro, aunque las evidencias apuntan a ello, —prosigue María Rubia— es que parece que el embarazo actúa como “catalizador”; es decir, acelera el desarrollo de varices en aquellas personas susceptibles o con una predisposición genética, ya que parece que el embarazo per se, no es un factor de riesgo independiente (no todas las mujeres embarazadas desarrollan varices)».

Las varices desarrolladas durante el embarazo tienden en un porcentaje importante de mujeres a disminuir en gran medida llegando a desaparecer o resolverse (sus manifestaciones clínicas son más suaves, menos severas) sin ayuda de ningún tratamiento o intervención más allá de las medidas higiénicas que incluyen el llevar medias de compresión tras finalizar el embarazo.

Esta especialista en flebología explica además que las varices en las piernas durante el embarazo pueden aparecer varices en la vulva y la vagina. Las varices vulvares pueden ser desde pequeñas y poco sintomáticas a grandes y muy sintomáticas aunque no son graves.

Medidas para mejorar

Las medidas para mejorar los síntomas y progresión de las varices durante el embarazo:

• Utilizar medias de compresión reduce el riesgo de aparición de grandes varices aunque no de arañas cutáneas. También ayudan a mejorar los síntomas secundarios a las varices como pesadez de piernas, dolor, cambios cutáneos o hinchazón

• Elevar las piernas 3/4 veces al dia, evitar estar de pie o sentadas por largos periodos de tiempo

• Caminar y evitar el sedentarismo

• Controlar el peso

• Evitar el estreñimiento

• Las varices no deben tratarse de forma invasiva (ni con microespuma ni con ningún otro método) durante el embarazo salvo en circunstancias muy concretas como hemorragias secundarias a las mismas difíciles de controlar

• La eliminación de las varices tampoco se debe realizar inmediatamente después del parto. En primer lugar porque en un porcentaje importante mejoran tras el parto y en los meses siguientes y también porque no se recomienda su tratamiento durante la lactancia.

 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

or Cancelar