Menu

WEB-_Vida_de_padres.png

Miedo a los Perros ¿Qué hago?

Miedo a los Perros  ¿Qué hago?

 

Son muchos los casos de adultos y niños que llegan a consulta pues le tienen miedo a los perros. El miedo no es algo exclusivo de los niños, también los adultos lo viven y lo sienten.  Algunos se sienten realmente impactados por experiencias que tuvieron en el pasado con algún perro. Muchos de los que tienen miedo a los perros sufrieron en su vida algún trauma u experiencia negativa con un perro y quedaron marcados. Lo importante como todos los traumas en la vida es irlos elaborando para que esto no interrumpa la vida de la persona. Casos como, mordidas dejan huellas no solo emocionales sino físicas donde se despierta la memoria celular.  Hay casos donde personas que quedaron impactadas por mordidas y son tocados en esa zona, reaccionan de manera agresiva o a la defensiva pues al tocar esa zona hasta recuerdos de cómo fue el trauma despiertan.

Los perros son los mejores amigos del hombre y generalmente son bastantes inofensivos, cuando ellos reaccionan es porque ellos mismos se sienten amenazados y reaccionan con su instinto animal. Por lo tanto lo primero que hay que hacer es prevenir una situación incómoda con un perro o una mascota. Hay muchos animales que fueron maltratados y torturados por humanos y ellos están a la defensiva y por eso han reaccionado. Hay que enseñarles a los niños y también a los adultos a cómo manejarse cerca de ellos con cuidado, que cosas no deben hacer como ir a tocarlos cuando están comiendo o a agarrarle la cola de manera abrupta ni ninguna conducta donde sientan que están en peligro, como no ser agresivos con ellos.

No obstante si una persona se conduce con cuidado frente a los perros y como quiera estos le dan miedo, lo que debes hacer es respetar su espacio para que ellos te respeten el tuyo. Los perros huelen cuando no eres un líder frente a ellos o cuando le tienes temor y muchas veces solo quieren jugar, pero cuando ven al otro correr pueden pensar que es un juego y se ponen a correr más. Una buena táctica es cuando no quieras compartir con un perro tu mismo marca tu territorio con tu cuerpo haciéndole ver al perro que ese es tu espacio, pero ignorándolo. El perro entenderá y no irá donde ti. Es muy importante mantener la calma pues si estás alterado el perro lo percibe y también se va a alterar.

En los seres humanos el miedo se representa por palpitaciones, sudores, falta de sueño, nerviosismo, llanto e intranquilidad. Si la persona sigue sintiendo estos síntomas es recomendable ir a un terapeuta donde se trabaje desensibilización sistemática donde primero trabajamos la razón del miedo, la eliminamos y poco a  poco le enseñamos que puedes estar cerca de un perro sin tener miedo. Algunas cosas que hacemos es gradual y sutilmente exponerte a fotos, videos, sonidos de perros, experiencias de otras personas y poco a poco que te expongas a cada parte del perro desde sus orejas, ojos, patitas, nariz, boca y así hasta que puedas estar en un espacio lejos del perro e irlo acercando poco a poco.

Los perros con las características correctas son hasta perros de servicio que pueden salvar tu vida, anunciar cuando tendrás un ataque de epilepsia, pueden ayudarte, encaminar a un ciego, darle amor a una familia y ser tu compañero más leal. En Terapia Boutique los perros hasta son nuestros co-terapeutas en casos han entrado a terapia con los pacientes.

Sabes que: las estadísticas demuestran que las personas que tienen perros caen en menos depresión que las que no lo tienen.

Un dato curioso para pensar.

Roxana González

Creadora

Terapia Boutique

809-533-5338

Modificado por última vez enMartes, 11 Agosto 2015 17:17
volver arriba

or Cancelar