Menu

WEB-_Vida_de_padres.png

Rompe las barreras del TDAH

Rompe las barreras del TDAH

El TDAH, trastorno por déficit de atención e hiperactividad, es el más nombrado de todos los trastornos, el TDAHestá en boca de todos, y sin embargo, es también el más incomprendido de todos.

¿Qué es el TDAH?

El TDAH es un trastorno cuyas causas son de origen neurobiológico. Es un trastorno que presenta una triada de síntomas: Déficit de atención, hiperactividad e impulsividad. Existen varios subtipos dependiendo de la presencia de los tres síntomas y de la dominancia de uno de ellos sobre los demás. De este modo podemos distinguir el subtipo predominante inatento, el subtipo hiperactivo y el mixto.

Aunque aún no está del todo demostrado, son diferentes las investigaciones que tratan de aclarar sus causas y mecanismo. Aún queda mucho camino por recorrer, pero lo que está claro es que su cerebro funciona de una manera diferente a la de otros niños y niñas. Sus circuitos cerebrales están constantemente alterados y cambiando de dirección.

¿Qué es realmente el TDAH? El día a día del TDAH

Con independencia de las explicaciones médicas, psicológicas y técnicas, el TDAH es un trastorno o tal vez grupo de trastornos que engloba formas de actuar que responden a necesidades de la persona, y que no son comprendidas por los demás.

El niño o niña que padece TDAH:

Será un niño o niña muy movido, siempre haciendo algo, apenas termina algo y pasa a hacer otras cosas, es muy activo, tanto que puede poner nerviosos a los que están a su alrededor, tanto que puede parecer rebelde y atolondrado.

Su comportamiento es muy impulsivo, responderá a las preguntas antes de que estás terminen de formularse, no podrá esperar su turno, puede que se cuele en las filas, no sabrá esperar, y querrá hacer de todo en los juegos. Esto también pone nerviosos a los demás y le genera problemas de socialización, ya que sus conductas no son socialmente adecuadas.

Le costará mucho estar atento y enterarse de las cosas. Realmente está atento a muchas cosas a la vez, pero parecerá distraído y mal estudiante. Esto también puede hacer perder la paciencia de quienes le rodean.

El niño o niña que padece TDAH, no es ningún tonto pero si nadie le ayuda pronto sus notas empezarán a ser malas. No es ningún tonto y se dará cuenta de las reacciones de los demás, se sentirá mal, ya que si nadie se lo explica no comprenderá el porqué de sus conductas. Se sentirá mal y se sentirá solo y sin apoyos, se sentirá triste y su autoestima bajará.

Rompe las barreras con el TDAH

Ha llegado el momento de acabar con esta triste situación, además de los problemas asociados al trastorno en sí, el TDAH tiene una problemática provocada por la falta de comprensión y apoyo de su entorno más cercano, de aquel entorno en el que se desarrolla, se desenvuelve y crece.

Tratar con un niño o niña con TDAH puede ser complicado, pero lo será aún más si tratamos desde la incomprensión y si tratamos de educarles siguiendo las reglas que no se adaptan a ellos. Debemos partir de la información, la formación y la sensibilización con el trastorno en sí mismo, debemos continuar por adaptarnos a ellos, enseñarlos y educarlos dando respuesta a sus necesidades y de este modo ofreciéndoles la atención adecuada.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu

volver arriba

or Cancelar