Menu

WEB-Ninos_grandes.png

Como entretener a los niños en casa este verano

Como entretener a los niños en casa este verano

MOTIVARLOS A DISFRUTAR LAS VACACIONES CON ACTIVIDADES QUE MEZCLEN EDUCACIÓN Y DIVERSIÓN LES GARANTIZA UN PRODUCTIVO REGRESO A CLASES

 

Carla Sánchez Brache
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

El tipo de actividades en que sus niños inviertan su tiempo en estos días de vacaciones escolares influirá de manera positiva o negativa al retornar a clases.

 

Como padre, su deseo es que su criatura continúe con buen rendimiento en sus estudios, o en caso de que no le haya ido muy bien durante el año, que este pueda recuperarse eficazmente.

 

La educadora Gabriela Auffant, del Centro de Orientación Psicológica y Educativa (COPE), refiere al respecto que el verano es una temporada adecuada para inculcarles a sus hijos que el aprendizaje no sólo ocurre en la escuela y que es importante ser un estudiante de por vida, ya que siempre hay algo nuevo que aprender.

 

El poder lograr que sus niños disfruten de un verano activo y con experiencias interesantes garantiza en gran medida que su regreso a clases sea más fácil y productivo.

 

Es importante mantener a los niños activos durante sus vacaciones, ya que un niño aburrido es un niño que usualmente se mete en problemas y hace cosas indebidas, advierte la educadora. “Aproveche esta temporada para que el niño se integre en su comunidad, aprenda cosas nuevas, visite lugares como el Jardín Botánico, el Zoológico o el Acuario y haga nuevos amigos”, dijo Auffant.

 

Exhorta, además, a ser creativos a la hora de entretener a los niños en casa, ofreciéndoles opciones atractivas y educativas para ellos, que pueden ser al aire libre o en casa, individuales, en familia o con sus amigos. Es provechoso que los niños se muevan y disfruten de estar afuera. Una opción es que planten flores o vegetales en el jardín de la casa y si no tienen jardín que lo hagan en macetas dentro de la casa. Anímelos a que hagan observaciones o experimentos con la naturaleza.

 

Aprendiendo de las experiencias en el verano
Pasar tiempo de calidad con la familia para conocerse mejor y hacer cosas inusuales deben ser parte de los objetivos de verano. Para ello, la educadora Gabriela Auffant, del Centro de Orientación Psicológica y Educativa (COPE) propone algunas ideas prácticas. Una alternativa favorable es que los padres se involucren para realizar manualidades que refuercen los conceptos académicos del niño. Por ejemplo, si su hijo está haciendo un dibujo de un árbol con manzanas, la madre o el padre puede preguntar: ¿qué pasaría si le añadieras 5 manzanas más? O ¿si hicieras otro árbol con la misma cantidad de manzanas, qué sucedería?, el objetivo es afianzar las operaciones básicas de forma divertida, explica.

 

Partiendo de la premisa de que está comprobado que los padres que leen con sus hijos y los que ven a sus padres disfrutar de la lectura tienen mejor nivel en la lectura, indica que las actividades de lectoescritura son otro punto a favor, según la especialista. Por tal razón, considera que el verano es una excelente coyuntura para hacer una rutina de lectura con sus hijos donde cada miembro de la familia elija un libro o un género que sea leído cada noche y puedan debatir entre ellos lo aprendido.

 

Asimismo recomienda que, para que refuercen de manera dinámica los procesos de escritura, de edición, de planificación, de organización, y fomenten sus habilidades sociales, organicen en el vecindario o con sus hermanos y primos una obra de teatro, donde los niños escriban el guión, coordinen el vestuario, produzcan la obra y la presenten delante de sus padres y vecinos.

 

 

Si su hijo tiene más de 5 años, puede colaborar con las labores de la casa de forma divertida, pues esto les enseña el valor de la responsabilidad y la importancia de cumplir con sus deberes, propone Auffant. También pueden elaborar un calendario de aprendizaje donde cada semana investiguen un tema distinto. Así, en la primera semana pueden estudiar los invertebrados y documentar todos los insectos que vean en su jardín y explicar sus diferencias y similitudes.

 

La motivación para explorar su ambiente natural mediante actividades al aire libre, como montar bicicleta, saltar cuerdas o plantar flores o vegetales en el jardín de la casa, no debe faltar en su agenda de verano; esto evitará que sus hijos pasen largas horas frente a la TV, los videojuegos o la computadora.

 

LOS EXCESOS NO SON BUENOS
De acuerdo con lo explicado por Gabriela Auffant, es preciso que los padres, durante las actividades de verano, no se olviden de que los niños están de vacaciones, por lo que merecen tener tiempo para descansar.

 

Aunque, se les debe ofrecer alternativas que los mantengan entretenidos, al mismo tiempo merecen la libertad de elegir.

 

Evite ser muy rígido o intransigente para que lo que estaba previsto como una experiencia agradable no termine como una experiencia negativa.

 

Fuente: Listín Diario

Modificado por última vez enLunes, 20 Agosto 2012 19:09
volver arriba

or Cancelar