Menu

WEB-Ninos_grandes.png

¿Cómo hablar con los niños de 8 a 12 años de edad?

Por Licda. Rosa María Andino
Psicóloga. Especialista en Educación Infantil.

La niñez es la etapa donde los pilares de la comunicación se cimentan, es donde se desarrollan aspectos como la formación de valores, creencias y actitudes.  También es un periodo crucial que ofrece a los padres la oportunidad de vincularse efectivamente con sus hijos y generar conexiones que pueden marcar toda su vida.
Los niños de 8-12 años ya presentan un  progreso intelectual  notorio y aspectos como  manejo del lenguaje y la compresión se desarrollan,  son capaces de memorizar gran cantidad de datos y de buscar explicaciones lógicas al mundo que los rodea. Sienten una gran curiosidad por saber acerca de sitios, situaciones o personas ajenas a ellos.
Están en la etapa ideal para hablar,  y esperan ser escuchados. Como padres debemos estar atentos y tratar de sacar provecho a este proceso que sin duda será gratificante y servirá de base en las relaciones que queremos tener posteriormente cuando llegue la adolescencia.
Otro aspecto que se debe tener presente es el impacto que una buena comunicación, puede aportar en las relaciones de nuestros hijos con otros niños. Algunos carecen de capacidad de conversar adecuadamente o sienten dificultad al iniciar interacciones verbales, transmitir necesidades o comprender deseos de otros, principalmente cuando tratan de hacer nuevos amigos
El conversar  más allá de hablar de muchas cosas, tiene que ver con el relacionarse en  un nivel más profundo. Cuando los niños se acostumbran a ser escuchados atentamente aunque sea de temas triviales, logran fortalecer sus habilidades de comunicación y adquieren seguridad para manejar temas que pueden ser de conflictos.
A continuación algunos consejos para enriquecer  la comunicación con nuestros hijos: 
-Escuchen con atención: "Apaguen el televisor  y enciendan las conversaciones". Trate de mirar a los ojos, dejemos por unos momentos los celulares, evite tomar llamadas telefónicas, estar trabajando  frente al  computador, viendo el televisor o leyendo el periódico. Al escucharlos incrementamos su autoestima y les hacemos saber que son muy importantes para nosotros.
-Sea paciente. Muchas veces lo que nos quieren decir puede que sea risible o poco importante en contenido pero para ellos es muy significativo lo que le va a decir. 
Si escuchamos pacientemente a nuestros hijos les permitimos pensar a su propia velocidad y les hacemos saber que bien valen nuestro tiempo.
-Trasmita valores. Comparta sus sentimientos de manera franca, honesto  y abierto de esta forma se fortalece el sentido de confianza. Tal vez en algunas ocasiones no es recomendable o deseable proporcionarles todos los detalles sobre alguna situación en particular, pero por lo general hay que ofrecerles la mayor información posible. 
-Use un tono de voz moderado. Sea directo y claro con lo que siente, piensa o desea, tanto lo que quiera para usted como para los niños.  Por ejemplo "No quiero, no puedo, o si quiero, con la condición de". 
-Use frases motivadoras y positivas tales como: Me gusta como lo intentas, te agradezco que lo hayas compartido, buen trabajo, bien que bueno, has demostrado ser muy responsable, que buen esfuerzo,  muy bien por ti…
-Muestre interés  en lo que sus hijos quiere trasmitir. (Sonríale, asiéntele con la cabeza).
-Enséñele  el valor de pensar por sí solo  
- Trate de reconocer el estilo particular de cada uno de sus hijos tiene para comunicarse de manera verbal y no verbal. 
- Estimule el que hablen de las cosas que realmente les interesan. Hable a los hijos sobre actividades, proyectos, sueños, recuerdos de usted, esto los invita a compartir lo que sienten. 
Cada relación con sus hijos es única, anímese a fomentarla no permita que nada le quite esta oportunidad, hable siempre  con el corazón y les aseguro que les llegara al alma.

volver arriba

or Cancelar