Menu

WEB-Ninos_grandes.png

Los niños y los fuegos artificiales

Los niños y los fuegos artificiales

Si hay algo que emocione más a los niños y las niñas durante la época Navideña (a parte de los regalos y las fiestas) son los fuegos artificiales y la posibilidad de usarlos durante esta época. 

 

Sin embargo, a pesar de su belleza, las luces y los sonidos (a veces estruendosos), los fuegos artificiales se han convertido en una desgracia también para muchas familias dominicanas.

 

Aunque aparentemente, por las noticias que podemos ver en la prensa nacional estas tragedias van disminuyendo, nos encontramos que aún siguen ocurriendo accidentes con estos artefactos, cuando leemos o vemos noticias de niños, niñas y adolescentes que resultan quemados por el uso indebido de los fuegos artificiales, y también, por la misma prensa, nos damos cuenta que las personas menores de edad son los más afectados por el uso de los mismos, a saber: 

 

“Cerca de la mitad de las víctimas de accidentes provocados por fuegos artificiales en temporadas navideñas en República Dominicana tienen menos de 15 años y la tercera parte de las personas que han sufrido lesiones oculares por esa causa han quedado ciegas, refirió hoy el retinólogo Juan Lorenzo Ubiera, de la Fundación Centro Láser. El especialista citó estadísticas que revelan que el 45 por ciento de esos sucesos son protagonizados por niños, niñas y adolescentes, el 40 por ciento de los cuales sufren lesiones en las manos, el 20 por ciento en los ojos, otro 20 por ciento en la cara y la cabeza, y el resto en otras partes del cuerpo, incluidos los genitales.

 

El Estado dominicano está en la obligación de regular su uso a fin de evitar tragedias en las familias y es en ese sentido que en el año 2009 el Poder Ejecutivo promulgó la ley 340-09 “para la regulación de la importación, fabricación, transportación, comercialización y uso de los fuegos artificiales”, poniendo a cargo de la Secretaría (hoy Ministerio) de Interior y Policía la responsabilidad de “articular las estrategias preventivas sobre seguridad ciudadana y garantía del ejercicio de los derechos ciudadanos.”

 

El Considerando número cuatro de esa ley, especifica que “los fuegos artificiales y artefactos de pirotecnia deben ser manejados exclusivamente por personal calificado, adiestrado en el uso de estos productos, para disminuir el riesgo de accidentes y lesiones, de las que son víctimas los usuarios inexpertos, especialmente los niños, niñas y adolescentes.” 

 

Igualmente, la ley 136-03 o el Código para el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes sanciona no sólo la venta de fuegos artificiales a personas menores de edad, sino también la entrega gratuita de los mismos. El artículo 413 dispone lo siguiente:

 

“Sanción a la venta de fuegos artificiales: Quien venda, suministre, administre o entregue aunque sea de manera gratuita a niños, niñas y adolescentes, fuegos artificiales, exceptuándose aquellos que por su escaso potencial sean incapaces de provocar daño físico en caso de utilización indebida, será castigado con pena de seis (6) meses a dos (2) años de privación de libertad y multa de tres (3) a diez (10) salario mínimo establecido oficialmente, vigente al momento de cometer la infracción.”

 

Recuerdo que cuando era niña también los fuegos artificiales me llamaban muchísimo la atención, pero sólo me dejaban usar las famosas patas de gallina y los “montantes”. Los “grandes” eran los que podían usar o prender las velas romanas y otros artefactos más peligrosos.

 

Sin embargo, así como la tecnología ha avanzado, los fuegos artificiales son más modernos y más diversos, pero no dejan de ser menos peligrosos. 

Si bien es cierto el Estado regula la venta, distribución y uso de los fuegos artificiales, la mayor responsabilidad recae en nosotros/as, los padres y madres, quienes tenemos la principalobligación de velar y cuidar que nuestros hijos e hijas no utilicen fuegos artificiales que los expongan a mayores peligros.Disfrutemos de estas fiestas navideñas con alegría, con prudencia, en familia, y evitemos que nuestros/as hijos/as resulten afectados por el uso indebido de fuegos artificiales .

Modificado por última vez enLunes, 20 Agosto 2012 19:29
volver arriba

or Cancelar